10 ideas para comenzar una vida activa

57 0
10 ideas para comenzar una vida activa

Son muchas las personas que nunca han encontrado el momento idóneo de acabar con el sedentarismo en el que tienen anclada su rutina diaria. Pues bien, aunque tengas una vida inactiva, tú también puedes adaptar tu cuerpo al ejercicio físico poco a poco. Hoy os proponemos 10 ideas para comenzar con esa vida activa.

Os traemos actividades físicas sencillas y fáciles de realizar en cualquier momento de tu rutina diaria. Dar el primer paso no implica a pasar largas horas en el gimnasio, en la piscina, en la pista …, pues es tan fácil como empezar con prácticas tan sencillas como las que hoy os proponemos.

Si quieres, puedes

Camina: intenta hacerlo de un modo continuo no menos 30 minutos. Aprovecha zonas agradables y ajardinadas que te gusten y tengas cerca de casa, eso hará que consigas un entorno propicio.

Elige siempre escaleras: aprovecha a subir escalones siempre que se presente la oportunidad, por ejemplo, en el portal o al subir al trabajo. Deja los ascensores como segunda opción o para quienes lo necesiten realmente.

Quítale el polvo a la bicicleta: aprovecha para rescatar la bici olvidada del garaje. Plantéate ir al trabajo con ella, hacer los recados o simplemente dar una vuelta. El medio ambiente también te lo agradecerá.

Si tienes un trabajo sedentario y te pasas mucho tiempo sentado o en la oficina, intenta hacer breves descansos y aprovéchalos para levantarte, dar un paseo y estirar las piernas. Además la inactividad te ayudará a desconectar de tensiones laborales.

Deja el coche en el garaje: intenta hacer los trayectos que no sean excesivamente largos caminando. Si necesitas usar un transporte público intenta bajarte un par de paradas antes de llegar y terminar el trayecto andando.

Aprovecha tus labores domésticas: limpiar la casa, pintar paredes o mover muebles, todo ello hecho de una manera correcta conlleva un esfuerzo beneficioso. Ya no tienes excusas para tener la casa limpia como la patena.

Ponte música en casa: mueve el cuerpo al ritmo que más te guste. ¿A quién no le gusta echar un baile a solas y divertirse? Además el baile es un ejercicio muy completo, sube el volumen y déjate llevar.

Únete a grupos o amigos que realizan salidas o excursiones, es una buena manera de organizar una jornada en compañía y con un ambiente agradable. Cualquier actividad que implique un desplazamiento físico nos vale.

Aprovecha mientras ves la tele: son momentos ideales para montarte en la cinta, la bici estática o para hacer unos ejercicios mientras estamos entretenidos delante de la pantalla. Siempre se pueden utilizar esos ratillos muertos para algo más.

Apuesta por vídeos de internet: hoy en día cuentas con todo tipo de vídeos para practicar ejercicios muy sencillos en casa. Ponte delante de la pantalla y comienza con el que más te guste, seguro que repetirás!

Después de estas 10 ideas tan sencillas y prácticas, no tienes ni una sola excusa para no dejar atrás el sofá y lograr dar un cambio radical a tu vida. Anímate, porque ya sabes que si quieres, puedes.document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);

Leave A Reply

Your email address will not be published.