Tecnología

EEUU exige a ensambladoras que los autos se comuniquen

AP.- Las autoridades de Transporte de Estados Unidos anunciaron el lunes que podrían requerir que los fabricantes equipen los vehículos nuevos con tecnología que permita a los autos advertirse si están en curso de colisión.

El secretario del Transporte, Anthony Foxx, dijo en una conferencia que la tecnología, aunque a años de distancia, tiene el potencial de reducir significativamente los accidentes, lesiones y muertes en las calles y carreteras de la nación.

Una señal de radio transmitiría continuamente la posición del vehículo, rumbo, velocidad y otra información. Otros autos recibirían la misma información de otros vehículos. El equipo de un vehículo podría alertar al conductor de una colisión inminente. Algunos sistemas podrían frenar automáticamente para evitar un accidente, si el fabricante decide incluir esa opción.

Tu coche “vería” cuando otro auto o camión equipado con el sistema está a punto de llevarse una luz roja, incluso si el vehículo está oculto tras una esquina. Tu coche incluso sabría cuando un auto que circula varios vehículos más adelante frenó súbitamente y te alertaría antes de que vieses las luces de frenado. La tecnología tiene un alcance de aproximadamente 300 metros.

Si comunidades deciden invertir en la tecnología, caminos y semáforos pudieran comenzar a “hablarle” a coches, enviando señales de embotellamientos o peligros en el camino a tiempo para que los conductores tomen rutas alternativas.

La tecnología es independiente de sistemas automatizados de seguridad que usan sensores y radar que ya están siendo instalados en algunos vehículos de lujo y que son vistos como las bases para coches de conducción autónoma en el futuro. Pero el gobierno y funcionarios de la industria dicen que las dos tecnologías son compatibles. Si comunicaciones continuas entre automóviles hacen más seguro conducir, entonces los coches autónomos también serán más seguros.

La Administración Nacional de Seguridad en el Transporte, que ha estado trabajando junto con fabricantes de autos en el sistema en el último decenio, estima que las comunicaciones de vehículo a vehículo pudieran prevenir hasta 80% de los accidentes de tránsito que no involucran a un conductor ebrio o una falla mecánica.