Destacados Nacionales

Maduro promete acabar con “trasnochados de izquierda” y tumbar caretas

"Bien desconsiderados son algunos de estos trasnochados de izquierda, atacando en el momento que el enemigo busca cortarnos la cabeza" (Foto: Prensa Presidencial)
“Bien desconsiderados son algunos de estos trasnochados de izquierda, atacando en el momento que el enemigo busca cortarnos la cabeza” (Foto: Prensa Presidencial)

AP.— El presidente Nicolás Maduro este miércoles salió al paso a críticas surgidas de exministros y cercanos colaboradores del fallecido presidente Hugo Chávez que han puesto en duda el liderazgo del mandatario frente al gobierno.

Maduro, sin mencionar nombres, rechazó ser atacado desde las filas oficialistas.

“Bien desconsiderados son algunos de estos trasnochados de izquierda, atacando en el momento que el enemigo (la oposición) busca cortarnos la cabeza y destruirnos”, dijo el gobernante durante la inauguración de un almacén estatal.

“Llegará el momento en que yo diga muchas verdades… no me las voy a callar; que el pueblo sepa que las voy a decir para que se caigan máscaras que ahora están tratando de confundir al pueblo y de animar a los factores de ultraderecha con sus conductas sinuosas, vacilantes, acusándome a mí que soy un nuevo (José) Stalin”, indicó Maduro, en alusión a las críticas de algunos de que estaría traicionando el legado del fallecido presidente Chávez.

Stalin ha sido señalado históricamente de consolidarse en el poder valiéndose de la figura del fallecido líder ruso Vladimir Lenin al frente de lo que fue la Unión Soviética en el siglo pasado.

“Yo simplemente soy el hijo de Chávez en la tarea que él me dejó, cumpliéndola de manera honesta, humilde, trabajando todos los días de manera leal”, enfatizó Maduro, elegido heredero político por Chávez y ganador de los comicios de abril del 2013.

Sin mencionar a ninguno de los exministros, Maduro comentó que enfrentará a “los desleales” a “los que quieren con ropaje de izquierda tratar de confundir” y piden ahora “lo que no hicieron jamás cuando fueron ministros y fracasaron toditos”.

Los comentarios del mandatario se produjeron un día después que el exministro de Educación, Héctor Navarro, se solidarizó con el recientemente removido ministro de Planificación Jorge Giordani, uno de los más cercanos colaboradores de Chávez, quien afirmó en una misiva tras su salida del cargo que Maduro “no transmite liderazgo”, dar una “sensación de vacío de poder” y “abrir el camino para la reinstalación de mecanismos financieros capitalistas” en Venezuela.

Navarro, otro de los exministros de Chávez, confirmó el miércoles que fue suspendido del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela y pasado al tribunal disciplinario, que podría acarrearle la expulsión de esa organización partidista.

Giordani además cuestionó en la carta que Maduro otorgue “recursos masivos a todos quienes lo solicitan sin un programa fiscal encuadrado en una planificación socialista”. Navarro pidió que no se tildara de “traidor” a Giordani y expresó la necesidad de que se investiguen sus denuncias. El exministro de Planificación es considerado como uno de los funcionarios del gobierno más fuertemente anclado con las ideas marxistas-leninistas y del férreo control estatal de la economía.

Tras la elección de Maduro, Giordani se mantuvo en el cargo de ministro de Planificación, que asumió en marzo de 2009. También fue ministro de Planificación entre febrero de 1999 y mayo de 2002. Ocupó además ese cargo en abril del 2003. En ese despacho permaneció hasta enero del 2008.

Maduro anunció la semana pasada cambios de ministros para refrescar “áreas vitales” del gobierno. El presidente designó nuevos ministros en las carteras de Alimentación, Educación Superior, Transporte Acuático y Terrestre.

Venezuela enfrenta una aceleración de la inflación —con un acumulado de 60,9% en los últimos doce meses— en medio de crecientes problemas de desabastecimiento, cuyo índice cerró en enero pasado en 28%, uno de los niveles más alto desde que comenzó a difundirse el indicador en el 2009. Desde enero las autoridades no han vuelto a divulgar el índice de desabastecimiento.