Otro sitio realizado con WordPress

Dentro de poco se podrían escuchar nuestros pensamientos

134 0

"¡Wow! qué hombre tan guapo", "Ése vestido le queda fatal", "Qué mal me veo hoy", "¿Por qué no me dieron esa promoción?"…Si nos pusiéramos a contar todos los pensamientos que pasan por nuestra mente durante un día, nunca acabaríamos. Pero ¿te imaginas que eso tan privado que con tanto recelo guardamos, se convirtiera de repente en algo público? Si, así como la famosa película de Mel Gibson, "Lo que ellas quieren" que narra la historia de un hombre que es capaz de escuchar los pensamientos de las mujeres.

Pues aunque parezca mentira, esto podría estar a un paso de convertirse en una realidad. Y es que según un equipo de investigadores de la Universidad de California, es posible descifrar la actividad eléctrica de una región del sistema auditivo llamada circunvolución temporal superior (STG, por sus siglas en inglés). Esto a través de un mecanismo que permite reconstruir las palabras que los sujetos escuchan previamente en una conversación.

Para llegar a esta conclusión se hizo un experimento en el que los pacientes tenían que oir una palabra y los investigadores tenían que predecirla basándose en las grabaciones de los electrodos. Los resultados indicaron que uno de los dos métodos que se utilizaron para adivinar lo que los voluntarios habían escuchado, fue capaz de reproducir un sonido bastante cercano a la palabra original. Lo cual podría ser de gran ayuda para los pacientes que no pueden hablar por algún problema de salud como la enfermedad de Lou Gehrig, por ejemplo.

Si bien es cierto que el método sería de gran utilidad para las personas que no pueden hablar, hay que reconocer que sería una completa amenaza para nuestra privacidad. ¿Se imaginan que fuera como en la ciencia ficción y las personas anduvieran por la calle con unos audífonos escuchando los pensamientos de los demás? Ante esto, sólo nos queda esperar que si alguna vez sale a la venta un artefacto como éste, sólo esté al alcance de quienes hagan uso responsable de él ¿no les parece?

Fuente El Mundo del Mañana