Variedades

Recomendaciones médicas para prevenir la infección y el contagio del Ébola

El Ébola, si bien por hora está contenido en ciertas zonas de África, enciende todas las alarmas del mundo entero, ya que no sólo es altamente mortal, sino que también se contagia de forma directa. Los riesgos de contraer Ébola en tu país probablemente hoy sean muy bajos, pero de todas formas, hay que estar alerta y hoy te contaremos cómo prevenir el contagio de acuerdo a los consejos médicos.

¿Cómo se contagia el Ébola?

Existen dos formas de contagio de Ébola virus en sus diferentes variantes: De persona a persona o de un animal infectado a un humano. Para contraer ébola, es necesario estar en contacto directo con alguien que lo tenga, ya que se traspasa a través de fluidos corporales como sangre, semen, deposiciones, orina, sudor, vómitos o saliva. No basta con estar en la misma habitación con una persona con Ébola para contagiarse, pero si aumentan los riesgos.

En África, muchos de los casos de Ébola comenzaron por el uso de la misma aguja en el mismo paciente, contacto directo con personal de salud o debido a la costumbre de lavar y vestir a los muertos, incluyendo a quienes han fallecido producto del Ébola sin un diagnóstico.

El hacinamiento también juega un rol importante a la hora de contagiarse con Ébola y, en los países donde está enfermedad está convirtiéndose en una grave amenaza de salud, las condiciones para contraer este mal infeccioso se dan casi por completo.

¿Cómo prevenir el contagio de ébola?

Para prevenir el contagio de Ébola, se deben seguir ciertas medidas de sentido común:

Si se va a viajar a África, especialmente a la zona oeste, hay que preguntarse si ese viaje es realmente importante. De no serlo, la recomendación será evitarlo.

En caso de estar en la zona, mantenerse lejos de grupos de personas, usar una mascarilla y cuidar el aseo es importante. No tengas relaciones sexuales con personas que no conoces, por más que utilices o él use un preservativo.

Si puedes verte obligado a trabajar directamente con personas que pueden estar enfermas, utiliza guantes, mascarilla y todo tipo de barreras de prevención.

No bebas agua que no sea embotellada, los sistemas de alcantarillado y agua potable no son seguros.

Al volver a tu país y aunque no hayas incurrido en conductas de riesgo, mantente atento a posibles señales de contagio y en vez de acudir a un centro de salud, notifica por teléfono a médicos indicando que estuviste en África. El acudir a Urgencias, arriesgas a los demás.

El riesgo de que el Ébola no se mantenga contenido en África está presente, perono debería asustarnos. Lo más probable es que, alguien contagiado pero asintomático, viaje y lleve el virus consigo.

Aún así, por las precauciones que se toman en los centros de salud, como por ejemplo el uso de agujas desechables, los riesgos de un contagio masivo, tal como ocurre en naciones como Sierra Leona, Liberia o Nigeria, son bajas.

Las costumbres higiénicas también son diferentes, aunque en Latinoamérica también hay países donde el hacinamiento es un problema.

Lo más probable es que, si alguien viaja desde África a continentes como Europa, Asia o América, se le haga un seguimiento y, en caso de que presente síntomas, se contacte y examine a quienes compartieron espacio con él.

El Ébola causa miedo y con justa razón, pero gracias a la información y avances en la higiene y aislamiento de personas posiblemente infectadas, cualquier caso será tratado con todos los cuidados posibles, protegiendo a la población.