Carabobo

Así lo afirmó el concejal José Martínez :”Gestión anterior del Concejo Municipal de San Joaquín dejó si gnificativa deuda con el IVSS, pero la misma fue saldada”

En el día de ayer el presidente del Concejo Municipal de San Joaquín, edil José Martínez manifestó que la deuda que mantenía la antigua gestión, con el pago correspondiente al Seguro Social de todos los empleados y obreros que hacen vida en el Concejo Municipal de San Joaquín, la cual supera los 175 mil bolívares, ya se encuentra solvente.

El edil resaltó, que luego de verificar los estatus correspondientes de todos los beneficios con el que cuentan los empleados y obreros, se percataron que el Concejo Municipal mantenía una deuda pendiente con el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS),
correspondiente a los meses de julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre de 2013.

Asimismo, destacó que actualmente el Concejo Municipal se encuentra completamente al día sin deudas pendientes, luego de recibir el certificado de solvencia por parte del IVSS. Agregó que a pesar de las incongruencias que hasta la fecha han logrado comprobar en el área administrativa del ente legislativo, se encuentran enfocados en evitar nuevas demoras, que a la larga lo único que hace es acumular más deudas en el ente legislativo.

De igual forma, el concejal Jose Martínez resaltó que los concejales que cuenta con el apoyo de los directores de cada Departamento, quines se encuentran revisando detalladamente la documentación relacionada con los beneficios del personal, para evitar que nuevos retrasos, afecten directamente al empleado y obrero, quien han tenido que pagar las consecuencias de los errores de la antigua gestión.

Agregó, que todos los concejales están conscientes del compromiso que mantienen no solo con la institución como ente legislativo, sino también con quienes forman parte de esta, razón por la cual enfatizó que mientras ellos estén al frente del Concejo Municipal, trabajarán por hacer las cosas de la mejor manera, para lograr estar solventes y así evitar que los derechos del personal sigan siendo vulnerados. Atilia Cortez Cañadas
Foto: ACC