Otro sitio realizado con WordPress

Nave con basura parte de la estación espacial

91 0

(AP) — Una nave espacial teledirigida, diseñada para llevar suministros a la órbita terrestre, terminó su visita a la estación espacial la madrugada del viernes luego de un mes.

Los astronautas en la Estación Espacial Internacional desatrancaron la nave de carga Cygnus, ahora llena de basura. La nave se separó de la base orbital cuando ambas flotaban a 420 kilómetros (260 millas) sobre la costa suroeste de África.

La empresa Orbital Sciences Corp., contratada por la NASA, lanzó la Cygnus desde Virginia a mediados de julio. La nave no tripulada transportó más de 1,3 toneladas (3.000 libras) de carga crucial para la estación orbital. En las últimas semanas fue vaciada y luego llenada con una tonelada y media de basura 3.500 libras).

"Nuestros los mejores deseos", dijo por radio el astronauta alemán Alexander Gerst a los controladores de vuelo de la compañía.

Orbital Sciences, con sede en Virginia, dirigirá el domingo la nave hacia tierra, a fin de que se queme y desintegre en la atmósfera. Los seis astronautas de la estación espacial intentarán registrar la bola de fuego a medida que reingresa a tierra para análisis de ingeniería.

Se hará una documentación similar cuando una nave de suministro europea se separe de la estación a principios del año próximo. Esa nave, lanzada desde la Guayana Francesa, se acopló hace unos días.

La NASA y sus socios internacionales —Rusia, Europa, Japón y Canadá— quieren aprender tanto sobre la reentrada atmosférica como sea posible, a fin de preparar la desintegración final de la estación espacial en una década más o dos.

Orbital Sciences Corp. es una de las dos empresas estadounidenses contratadas por la NASA para entregar carga a la estación espacial. La otra es SpaceX, con sede en California, que hará su próxima entrega el mes próximo.