Sucesos

Desaparece por 48 horas y aparece muerto

A Tommaso Di Meo Fariello, de 78 años, lo hallaron muerto en el kilómetro 24 de la vía a Perijá tras 48 horas desaparecido. Su cadáver lo encontraron a las 11.00 de la noche del pasado martes, se presume que lo arrollaron. Sus familiares se enteraron ayer del deceso a través de una llamada telefónica.

Mélida Zambrano, esposa del occiso, visitó dos veces la morgue forense. En la primera, el pasado martes, dijo que su pareja salió el lunes a las 4.00 de la tarde de su residencia, en la avenida 9 con calle 66 de la parroquia Olegario Villalobos, y no regresó.

La angustia de la familia se calmó a las 9.30 de la mañana del pasado martes, cuando un pariente los llamó para informarles que el anciano estaba en la sede de Polimaracaibo, en la Vereda del Lago, de donde al parecer lo llevarían a su casa. Se reunieron en el hogar a esperarlo. Tampoco llegó.

La segunda vez que Zambrano se acercó a la morgue fue ayer. Acudió para identificar el cadáver que ingresó en la madrugada. Era el de su esposo, a quien aparentemente arrollaron y abandonaron en la vía pública. Esperan el resultado de la necropsia para confirmar la versión policial.

Alexandra Di Meo, hija del septuagenario, denunció que “un funcionario de apellido Urdaneta supuestamente lo llevó y lo dejó en una panadería cercana a la casa. Supuestamente para hacer una compra”. En el establecimiento nadie corroboró la versión del funcionario. La mujer culpó al efectivo y a la institución por no dejarlo en su casa como debía. Exigió que se corrija la irregularidad para evitar que otra familia sufra por una situación similar.

Se defienden

José Luis Alcalá, director del cuerpo policial, explicó que los uniformados lo encontraron vagando en la madrugada en la calle y decidieron llevarlo hasta la sede policial. El hombre se identificó y se notificó a la familia del hallazgo. “Lo llevamos hasta su casa y una mujer que se identificó como su esposa lo recibió. Luego él dijo que debía ir a una panadería”.

El jurista afirmó que en la tarde los parientes denunciaron otra vez la desaparición del hombre y se le prestó la ayuda necesaria para que apareciera pero este no lo hizo. “Es lamentable que apareciera de esa manera. Pero nosotros les prestamos nuestro apoyo cuando lo requirieron”.

“Fue un gran constructor. Trabajó con el empresario Hugo Faría y con su hermano Donato. Edificaron La Paragua, La Paraguita, dos etapas de la urbanización San Francisco y otras grandes obras. Además fue jugador del Nápoles".

Mélida Zambrano. Hija del occiso

Tommaso Di Meo Fariello (78). Padre de cinco hijos y antes de su jubilación se desempeñaba como constructor.

Fuente LA VERDAD