Nacionales

Aclaran que la Iglesia “no quiere agredir a nadie”

Monseñor Jesús González de Zárate, obispo auxiliar de Caracas, resaltó que los representantes de la Iglesia católica no pueden hacer caso omiso a la realidad que observan en el país y que afectan directamente al pueblo. Expresó que hacen un llamado a la conciencia y a las responsabilidades.

“El llamado de los obispos es desde su misión propia”, aclaró al opinar sobre los señalamientos del Ministro de Educación, Héctor Rodríguez, quien dijo que la Iglesia debería inscribirse en el CNE por tomar posiciones políticas.

Explicó que cuando se ven realidades que afectan al pueblo “evidentemente no nos podemos quedar callados, tenemos que levantar nuestra voz, nuestras posiciones están señalando situaciones que son verdad”.

En entrevista a Unión Radio, reiteró que entre las angustias de los ciudadanos en el país destaca la falta de alimentos, la escasez, la violencia, las limitaciones en el sistema de salud, entre otras.

A juicio del monseñor González de Sárate, las críticas que hace la Iglesia están hechas en un tono constructivo. “De ninguna manera aquí se quiere agredir a nadie, lo que se quiere es poner de manifiesto aquellas realidades que tienen que ser solucionadas”.

Insistió que los primeros que tienen que dar respuestas a esas dificultades “niegan su responsabilidad y toman posiciones de descalificación de las críticas”.

Fuente La Voz–

La CalleNuestras redes sociales:
Facebook
Twitter

Instagram