Información las 24 Horas

Según este estudio, cuando estamos en pareja sentimos más dolor que cuando estamos solteros

45 0

Si tienes hora al dentista y le pediste a tu novio que fuera contigo, yo me lo pensaría dos veces, ya que ese taladro que tantas pesadillas nos provoca, te causará aún más dolor. Los científicos comprobaron que las mujeres sienten más dolor cuando están acompañadas durante un procedimiento médico. Si están solas, el umbral de dolor es menor. ¿Por qué ocurre?.

Mejor sola que adolorida

Cuando tenemos que ir al dentista, someternos a un examen con agujas o cualquier procedimiento que implique dolor, lo más normal es querer que alguien nos acompañe, pero al parecer no nos conviene.

Un estudio realizado por investigadores de las universidades University College London, King’s College London y University of Hertfordshire, descubrieron que, ante el mismo estímulo doloroso, una mujer experimenta más dolor si está acompañada por su pareja. Para ello, 39 parejas se sometieron a pruebas voluntarias, luego de que se les realizaran preguntas para saber el nivel de cercanía e intimidad que tenían.

Una vez finalizado el cuestionario, llegó la hora de la tortura. A cada mujer se le aplicó una serie pulsaciones láser en los dedos, pidiéndole a cada una que indicase el nivel de dolor en una escala numérica. Asimismo, mediante un electroencefalograma, también se midió la actividad cerebral de las participantes. El experimento se realizó dos veces: la primera con su pareja al lado, y la segunda sin compañía. ¿Quieres saber que ocurrió?

A menor intimidad mayor dolor

Los resultados concluyeron que estar acompañados en un examen doloroso aumenta la percepción del dolor, sobre todo en aquellas parejas que, según el cuestionario, no se sentían cómodas en su relación y preferían evitar la cercanía emocional.

Cuando sus parejas estaban en la sala, mientras se les administraban los pulsaciones láser, se activaba no solo la sensación de dolor, sino también la actividad en zonas relacionadas con la percepción de amenazas físicas.

En las parejas que si tenían un vínculo fuerte y gozaban de cercanía, no había grandes cambios entre la percepción de dolor en solitario que con el hombre en la sala, ello excepto cuando la mujer notaba que el varón estaba ansioso. La ansiedad del acompañante incide en cómo se siente el dolor, ya que de cierta forma se transmite, y además de estar preocupados por el bien personal, hay preocupación por el de la otra persona.

Antes de ir a realizarte un procedimiento doloroso, analiza qué tan cercana sientes a tu pareja o a la persona que va acompañarte, y si te sientes cómoda con que te vea en una situación desagradable, quizá ir sola te salve de un par de dolorosas lágrimas.

Fuente Batanga

Leave A Reply

Your email address will not be published.