Farandula

Oscar D’ Leon brilló en el cierre de Viña del Mar

El británico Cat Stevens y Oscar D’León, el "Rey de la Salsa", fueron los pilares fundamentales para que la última noche del Festival de Viña del Mar terminara con el mismo éxito que arrancó el pasado domingo.

La canción que hizo famosa en la década de los 70, "Wild world", dio el empujón necesario para que Stevens se adueñara sin problemas de la Quinta Vergara, sede del certamen musical.

El coro de 15.000 voces repitieron con "First cut is the deepest", mientras los organizadores respiraron tranquilos después de que el "monstruo" como laman al público del festival por su pasado ‘devorador’ de artistas, despertara de nuevo, como en la jornada anterior.

"Oh very young", otro emblemático éxito en la carrera del británico, y "How can I tell you" acabaron por hechizar al público, que le siguieron acompañando con "Moonshadow" y el romántico "Father and son".

Más tarde, cuando el reloj marcaba casi las tres de la madrugada subió a las tablas el "Rey de la Salsa", Oscar D’León, de 72 años, pero que sobre el escenario no se le notaron.

El autor de éxitos como "Hasta Que Vuelvas", "Quiéreme", "Yo me siento como en casa" y "La Cocaleca" hizo bailar a los pocos valientes que se quedaron hasta esa hora.

D’Leon cantó, bailó, saltó, para no dejar dudas que pese a su edad sigue siendo el rey de tan contagioso ritmo como es la salsa.

Diario de Yucatan