Farandula

Renny Ottolina el #1 de la televisión a 37 años de su muerte

A las 5:13 de la tarde del 16 de marzo de 1978, la avioneta bimotor Cessna C-310, siglas YV-1019-P, con destino a Porlamar, despegaba del Aeropuerto Internacional de Maiquetía. Minutos después perdió el contacto con la torre de control. Algunas referencias dan cuenta de que se estrelló en las cercanías del Cerro El Ávila. Todos los tripulantes fallecieron.

De inmediato la noticia era divulgada a través de los distintos medios de comunicación: murió Renny Ottolina.

Las labores de rescate para encontrar tanto los restos de Renny como los de su jefe de campaña, César Oropeza; el periodista Ciro Medina, su director de prensa; el productor de televisión Luís Duque, director de publicidad; y el abogado, propietario y piloto de la avioneta siniestrada, Carlos Olavarría; tardaron una semana.

Ottolina se dirigía a Porlamar para participar en una reunión de empresarios, a propósito de su pre-campaña presidencial. Faltaban apenas dos semanas para su proclamación oficial como candidato en las elecciones de diciembre.

En 1977 formó el Movimiento de Integridad Nacional (MIN), cuyo logo incluía sus característicos lentes

En ese mismo año, 1977, formó el Movimiento de Integridad Nacional (MIN), cuyo logo incluía sus característicos lentes, y mediante el cual postularía su candidatura para las elecciones presidenciales de 1978. A través de Radio Aeropuerto comienza a transmitir lo que sería su último programa: Venezuela despierta, el mismo que, grabado, salía al aire aquella tarde del 16 de marzo en la que perdió la vida.

Los rumores no se hicieron esperar. La ascendente popularidad que ganaba como figura política, aunada a la que gozaba por su trayectoria en los medios, le había generado la antipatía de no pocas personas. Muchos consideraron que el accidente había sido provocado; sin embargo, el reporte oficial indicó que fue producto de la fuerte nubosidad en la zona donde ocurrió el accidente aéreo.

Sus restos fueron enterrados en el Cementerio del Este. Hasta ese lugar miles de personas se concentraron para darle el último adiós a Renny Ottolina; quien todavía, merecidamente, conserva su lugar como el Número 1 de la televisión venezolana.

Fuente EN ORIENTE