Farandula

El Poliedro se rindió ante Maluma.

El ganador del Grammy Latino, Nicky Jam, y el cantante venezolano, Benavides, pusieron a bailar y a cantar al público.

A quien le gusta la música urbana disfrutó minuto a minuto la presentación de anoche del Suena Caracas 2015 que se llevó a cabo en el Poliedro de Caracas. Y razones tiene de sobra. En tarima se montaron: el ganador de un Grammy latino, Nicky Jam; el ganador de un MTV Millennial Awards, Maluma; y por Venezuela: Benavides y Leonel y Jaziel.

La cordura se perdió a las 8:25 p.m. cuando el artista colombiano comenzó a cantar Borró cassette. Quien por alguna razón se distrajo, cuando alzó la mirada se encontró con un vendaval vestido de negro, el cual acompañado por su grupo de baile y banda desplegaron toda su furia en el escenario.

“¡Buenas noches Venezuela! Ustedes no saben lo bonito que se siente estar aquí”, fueron las primeras palabras de Maluma ante el público capitalino.

La euforia fue in crescendo conforme Maluma interpretaba La curiosidad, Juegos prohibidos, Ella es mi fiesta -original de Carlos Vives-, La invitación -que dedicó a Aigil Gómez, Chica HTV 2014, Vuelo hacia el olvido y La temperatura, que convirtió a los asistentes al coso de La Rinconada en los coristas del joven de Medellín.

Maluma agradeció la receptividad de sus seguidores. “¡Muchas gracias parceros! ¡Dios los bendiga!”, dijo en una falsa despedida, pero después -al mejor estilostrip tease– entonó Obsesión, Señorita Independiente, El Tiki y Carnaval. “¡Gracias Venezuela! ¡Los llevo en mi corazón”, expresó.

Treinta minutos después, Nicky Jam hizo lo propio sobre el escenario del Poliedro. Cantó Travesuras, Si tú no estás, Suele suceder, Una noche más ySunset. “¡Ya yo me siento de Venezuela!, ¡Ya yo me siento de aquí, chamo!”, exclamó.

Al igual que Maluma, la actuación del cantautor estadounidense estuvo acompañada de un frenético grupo de baile, un juego de luces vibrante, humo, efectos especiales e imágenes que se proyectaban en gigantes pantallas leds.

También hubo espacio para que “El ave Fénix del reggaetón” recordara sus inicios en la música. Y, por supuesto, no faltaron El perdón -coreada a todo pulmón por los presentes-, Yo no soy tu marido y Me voy pal’ party.

Benavides -con Guasaca 4- y Leonel y Jaziel representaron al talento nacional. El espectáculo terminó y la gente se marchó a sus casas sabiendo que pagó 200 bolívares para ver a artistas que cobran 160.000 dólares por su presentación. Que no falte el circo.

 Fuente: EU.