Nacionales

Maduro: Si la oposición quiere revocarme, iré al “combate”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que si la mayoría opositora del Parlamento electo el pasado domingo decide convocar a un referendo revocatorio para darle fin a su mandato, él irá “al combate” y el pueblo decidirá.

“Aquí está la Constitución, si ellos toman el del revocatorio, vamos al combate y el pueblo decidirá, y nosotros iremos con la verdad ya consumada de la amenaza de la derecha, iremos a construir una nueva y poderosa mayoría, yo me iré por las calles de Venezuela”, dijo el presidente.

La Constitución venezolana prevé la del referendo revocatorio que sería aplicable a Maduro tras cumplir la mitad de su mandato en 2016.

Esta figura se aplicó en 2004 al fallecido presidente Hugo Chavéz (1999-2013), que en vez de ser revocado resultó “ratificado” pues ganó la opción de que no abandonara el Gobierno.

El gobernante hizo el comentario durante su programa de y televisión “En con Maduro” en el que también dijo que tenía “información de primera mano” de que la bancada opositora quiere “destruir los convenios de cooperación con Petrocaribe, con China, con Rusia y con el resto de América Latina”.

El presidente dijo que no permitirá que se destruyan estos convenios y aseguró que defenderá todos estos mecanismos.

“Si Petrocaribe fuera destruido por decisiones de la mayoría fascista que ha tomado la Asamblea Nacional venezolana (…) vendría la crisis humanitaria más grande que se haya conocido en nuestra región, no lo voy a permitir, lo vamos a impedir y tenemos cómo y lo haremos”, dijo.

Según el último boletín del Consejo Nacional Electoral (CNE) difundido hoy, la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) logró 112 diputados (incluyendo a tres representantes indígenas) y el gobernante Partido Socialista Unido (PSUV), 55 escaños en las legislativas del domingo.

Es la primera vez desde el año 2000 que el Parlamento tiene mayoría opositora y la segunda vez en quince años que los adversarios al chavismo logran un triunfo electoral.

“Ganaron los malos”

Maduro aseguró además que en las elecciones parlamentarias del pasado domingo “ganaron los malos” y apuntó que la oposición, que ahora es mayoría en el Parlamento, ya ha sacado su “odio” y ha anunciado, supuestamente, que derogará las leyes “del poder popular”.

“Se impusieron los malos, ganaron los malos, ganaron como ganan los malos, con la mentira con el engaño, con la oferta engañosa, con la estafa”, dijo el presidente durante su programa de radio

El mandatario reiteró que la derrota que sufrió el chavismo el pasado domingo, cuando la oposición logró 112 diputados contra 55 del oficialismo, es un “revés electoral” y que su Gobierno sigue de pie pues contó con el apoyo de los 43 % de los votos que se emitieron en las legislativas.

“En Venezuela no ganó una oposición democrática, ganó una contrarrevolución, utilizando la Constitución, y lo primero que hicieron es sacar su odio, su odio desmedido”, dijo Maduro al señalar al diputado electo opositor Henry Ramos Allup de sacar “su desprecio” y “racismo social”.

El gobernante señaló a Ramos Allup de amenazar a los trabajadores de los medios de comunicación de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) después de que este dijera hoy que estos medios sufrirán cambios y los directivos serán removidos.

“Si hubo un cambio, pero todo anuncia que el cambio fue para peor, fue para mal, ya anunciaron que van a derogar las leyes del poder popular (…) ya anunciando todo su plan desmedido contra la unión de América Latina y El Caribe, pero particularmente contra los trabajadores de la ANTV (canal del Parlamento)”, dijo.

El gobernante exhibió los vídeos con las declaraciones de Ramos Allup aunque no especificó en qué momento la oposición hizo supuestos anuncios sobre la derogación de leyes o contra la unión de los países de la región.

Ley de amnistía

El presidente dijo que no apoyará “ninguna” ley de amnistía que le proponga el nuevo Parlamento de mayoría opositora para liberar a políticos presos al señalar que los que están encarcelados hicieron un plan para derrocarlo y en ese marco asesinaron “a un pueblo”.

“Lo digo como jefe de Estado, no aceptaré ninguna ley de amnistía porque se violaron los derechos humanos y así lo digo y así me planto, me podrán enviar mil leyes pero los asesinos de un pueblo tienen que ser juzgados y lo tienen que pagar, así lo digo”, señaló

Con esta declaración, el jefe de Estado salió al paso al anuncio de la oposición venezolana de que entre las primeras acciones del nuevo Parlamento que se instalará el próximo 5 de enero, de contundente mayoría opositora, está pedir una ley de amnistía para los que consideran “presos políticos”.

El gobernante recordó que en febrero de 2014 se inició una ola de protestas antigubernamentales que en muchos casos se realizó con barricadas llamadas “guarimbas”, en las que se impedía el paso de vehículos y personas.

“Duró casi seis meses, una operación nacional e internacional apoyada por el Gobierno de los Estados Unidos, y por toda la mediática mundial (…) resultado, 43 muertos, 900 heridos, la mayoría de ellos, buena parte de ellos, asesinados por francotiradores”, dijo.

El presidente señaló que los cometidos en el marco de la “guarimba” califican como “graves delitos de lesa humanidad” y son “imprescriptibles de acuerdo a la Constitución”, por lo que no apoyará leyes de amnistía para los encarcelados por estas protestas.

EFE