Carabobo

La Universidad de Carabobo ya le puso tarea a los diputados.

   Aunque los diputados electos el 6D tomarán posesión de sus cargos el próximo 5 de enero, desde ya sectores como el universitario, tanto los trabajadores como los estudiantes, les consignaron peticiones y planteamientos.

Francisco Jiménez, trabajador de la Universidad de Carabobo (UC), precisó a los diputados Marcos Bozzo (Primero Justicia) y Ángel Álvarez (Cuentas Claras), que el documento contiene cuatro puntos en los que están condensadas las demandas del sector profesional.

Considera que, en relación con los sueldos, debe ajustarse la tabla salarial, ya que un profesor a dedicación exclusiva gana Bs 32.000 al mes, mientras que un trabajador administrativo percibe Bs 12.000.

“Estos montos son devorados por la inflación y no se corresponden con el esfuerzo que diariamente realiza el personal por formar cada vez mejores hombres y mujeres en su futuro inmediato”, expresó.

Acotó que desde la Asamblea Nacional debe legislarse para devolver la democracia a las universidades, que ha sido vulnerada en su aspecto académico y en el sistema de ingreso de los estudiantes.

“Estos son aspectos que deben revisarse. Desde su creación cada casa de estudios tiene realidades propias que han sido transgredidas”, aseveró.

El trabajador acotó que los diputados deben revisar el sistema de seguridad social y de prestación social ya que una vez jubilado el personal debe acceder al sistema de pagos con bonos del Estado, denominado Petrobonos, pero su rentabilidad se reduce a menos de 30%, ya que los pagos son a cinco años y no se hacen en su totalidad sino por partes.

Elecciones. Daniel Coronel, estudiante, consideró por su parte que una vez que los legisladores inicien actividades, deben dedicarse, desde la Comisión de Educación, a solucionar la mora de elecciones que tienen tanto los autoridades universitarias como los centros de estudiantes.

“Se debe convocar a elecciones de rectores y demás autoridades, ya que están vencidas desde hace nueve años; en el caso de la legitimidad de los representantes estudiantiles, estos ya llevan seis años sin ser electos”.

Cree que la convocatoria a elecciones en estos dos niveles redundaría en una mayor profundización de los procesos democráticos internos y permitiría conocer otras opciones.

Fuente: UN.