Variedades

Cómo hacer gimnasia sexual

 

  •   Estos ejercicios de gimnasia sexual están destinados a fortalecer los músculos de la vagina y, así, conseguir que el placer aumente a la hora de hacer el amor con tu pareja. Este tipo de ejercicio no es algo nuevo sino que desde hace 3000 años ya se viene practicando, de hecho, la primer sociedad en aplicarla fue la hindú para, después, ser perfeccionados por los japoneses y tailandeses. El objetivo de estas prácticas es que la mujer sepa controlar los músculos de la vagina, así como las contracciones, para conseguir un mayor placer a ambos miembros de la pareja.

    Se recomienda que se realicen algunos de estos ejercicios 2 veces al día (mañana y noche) y, al menos, se tienen que hacer 3 series de 15 repeticiones para conseguir mejorar la musculatura vaginal. Al principio notarás cómo te cuesta conseguir los resultados pero, con el tiempo, irás mejorando, solo necesitas paciencia y, sobre todo, constancia.

    Con estos ejercicios conseguirás beneficios como los siguientes:

    • Un placer más intenso a la hora de hacer el amor al tener los músculos vaginales más ejercitados.
    • Más facilidad para alcanzar el orgasmo e, incluso, podrás llegar a controlarlo más fácilmente. Además, en este artículo de unComo te damos trucos para llegar al orgasmo.
    • Tu pareja también sentirá más placer pues, al contraer los músculos de la vagina, sentirá presión en su pene y el placer será mucho mayor.
  • Para hacer gimnasia sexual, lo único que necesitas es estar sola, relajada y dispuesta a explorar tu cuerpo. El primer ejercicio que vamos a proponerte es el más sencillo de todos: tendrás que estar de pie o sentada y apretar los músculos vaginales lo más fuerte que puedas durante 5 segundos. Después, relájate y vuelve a apretar hasta que llegues a las 15 repeticiones; descansa 1 o 2 minutos y empieza una nueva serie hasta alcanzar las 3.

  • Otro ejercicio consiste en sentarte en una silla teniendo las manos apoyadas, una en cada pierna. Procura estar sentada de forma erguida formando un ángulo de 90 grados con tu cuerpo y separando los pies unos 20 centímetros el uno del otro pero de forma paralela. En esta postura tendrás que contraer los músculos de la vagina como si tuvieras algo entre las piernas, cuenta 3 segundos y, luego, relaja. El objetivo es ir aumentado, diariamente, los segundo haciendo fuerza hasta que puedas llegar a 10.

  • Ahora vamos a tumbarnos en el suelo, en una colchoneta de yoga o sobre una alfombra, una superficie que será acolchada y confortable para la espalda. En esta posición, tendremos que dejar los brazos estirados junto al cuerpo y flexionar las piernas; así, tendremos que contraer los glúteos elevando, suavemente, la cadera hasta terminar apoyándonos solo con los hombros y los pies en el suelo. Volvemos a la posición inicial, relajamos el cuerpo y volvemos a hacer el mismo ejercicio durante 15 repeticiones y 3 series distintas.

  • Otro buen ejercicio para fortalecer la vagina es el siguiente: colócate de pie con las piernas un poco flexionadas y apoya las manos en la cintura; los pies deberán estar separados unos 20 centímetros procurando que estén paralelos. En esta posición, contrae los músculos internos y ve moviendo la pelvis hacia adelante y arriba; cuenta hasta 3 y relaja. Repite nuevamente hasta llegar a 15 repeticiones alargando 3 series.

  • Ahora nos tumbamos sobre la cama, flexionamos las rodillas y las separamos ligeramente. En esta posición, tendremos que meter uno o dos dedos en el canal de la vagina y, entonces, procuraremos hacer fuerza con los músculos intentando que queden aplastados. Aguanta así durante 3 segundos y, luego, vuelve a comenzar. Al principio te será bastante complicado conseguirlo pero, con el tiempo, serás capaz de hacerlo.

  • Las bolas chinas también son unas herramientas perfectas para ayudarnos con nuestra gimnasia sexual. Se trata de unos utensilios que nos ayuda a contraer los músculos y a hacer que se muestren más fuertes con el solo hecho de llevarlas en nuestro interior. Es una forma muy sencilla de ejercitar esta parte de nuestro cuerpo y podemos hacerlo en cualquier momento del día pues nadie notará que las llevamos dentro.

    Aunque, es cierto, que al principio no se aconseja prolongar su uso durante más de 3 horas seguidas pues, sino, el cuerpo podría resentirse. Ve poco a poco y, con el tiempo, notarás los beneficios de estos juguetes sexuales en la cama. En unComo te contamos de forma detallada cómo hacer ejercicio con las bolas chinas.

  • Después de haber hecho los ejercicios durante cada día en un periodo de dos semanas, podrás comenzar a ponerlos en práctica en la cama con tu pareja. Por ejemplo, en el momento de la penetración puedes contraer los músculos con el pene dentro, repite este movimiento unas 10 veces y verás cómo él se retuerce de placer. Ve haciendo pausas para no intensificar la experiencia y, sobre todo, ve muy a poco a poco preguntando, siempre, cómo se siente.

     

  • Si deseas leer más artículos parecidos a cómo hacer gimnasia sexual, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sexo y besos.

Sigue leyendo: http://relaciones.uncomo.com/articulo/como-hacer-gimnasia-sexual-41220.html#ixzz3wZo1n5rm