Otro sitio realizado con WordPress

Uruguay y Argentina abren una nueva era en sus relaciones

79 0

La reunión que mantuvieron los mandatarios uruguayo y argentino, Tabaré Vázquez y Mauricio Macri, permitió dar un paso de gigante para estrechar vínculos tras varios años de diferencias bilaterales.

“Llegó la hora de superar los desencuentros del pasado y mirar juntos hacia el destino común que siempre tuvimos”, señaló Macri en su cuenta de la red social Twitter al poco tiempo de culminar su reunión en Uruguay con su par del otro lado del río de la Plata.

Tras arribar en helicóptero y encabezando una delegación integrada, entre otros, por su canciller, Susana Malcorra, Macri fue recibido por Vázquez y una escolta de honor en la Residencia de Anchorena, al suroeste del país, que en medio de la naturaleza cumple funciones como descanso presidencial.

Ambos en mangas de camisa y sin corbata, la reunión que les unió no estaba exenta de grandes expectativas desde que al día siguiente de que Macri venciera en la segunda vuelta electoral del pasado noviembre, Vázquez dijera que su par le había transmitido su más “firme disposición” para trabajar con Uruguay por superar las diferencias bilaterales de los últimos años.

Estas vivieron su peor momento durante el primer Gobierno de Vázquez (2005-2010) y sus homólogos argentinos Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015), por la oposición de Argentina a la instalación de una planta de celulosa de capital finlandés en territorio uruguayo, junto al fronterizo río Uruguay.

Tal fue el conflicto que derivó en un juicio frente a la Corte Internacional Justicia (CIJ) de La Haya, que en 2010 determinó que la planta no contamina, contrario a lo que decían las autoridades argentinas, aunque señaló que Uruguay no informó debidamente a su vecino como exigían los acuerdos bilaterales.

Sin embargo, con la llegada del conservador Macri al poder, todo apunta a que las diferencias del pasado con el Gobierno del bloque de izquierdas uruguayo Frente Amplio van quedando atrás poco a poco.

Tanto es así que este ha sido el primer viaje del mandatario argentino para sostener una reunión bilateral tras asumir el poder el pasado 10 de diciembre, lo que ha merecido el agradecimiento por parte de su homólogo, quien ha valorado la “simpatía y empatía” de su “querido amigo Macri” con el pueblo uruguayo.

“Quería que retomásemos vínculos históricos que hemos tenido, donde todos tenemos claro que somos dos pueblos unidos por la historia, por el afecto y que tenemos un futuro a compartir”, indicó por su parte el Jefe de Estado argentino en una conferencia de prensa conjunta que no admitió preguntas.

Es por ello que apostó por el trabajo conjunto entre los dos pueblos en pro de que ambos tengan “más oportunidades”.

Cuestiones de comercio bilateral, de dragado del Río de la Plata y del río Uruguay, nuevas vías de comunicación entre ambos países e intercambio energético fueron parte, entre otros asuntos, de las conversaciones de esta cumbre uruguayo-argentina.

Los dos jefes de Estado acordaron la creación de un laboratorio de control medioambiental de última generación que no solo sirva para el apoyo mutuo sino también para otros países del Mercosur y la región, así como la elaboración de un plan binacional de política portuaria.

Respecto de esto, Macri tildó como “no muy feliz” un decreto que que en 2013 firmó el Ejecutivo de su antecesora Cristina Fernández que impedía los transbordos de carga en puertos de Uruguay y que afectó, según el actual presidente, el funcionamiento de los puertos uruguayos y también el de los argentinos.

En este sentido, Macri consideró como “muy valiosas” las nuevas iniciativas en este campo, entre las que se encuentra la derogación de ese decreto, y aseguró hará que funcionen mejor los puertos de los dos países.

Sin embargo, el acuerdo que más sorprendió y demostró la afinidad de los dos gobernantes, que comparten pasado como dirigentes futbolísticos, fue el anuncio de la presentación de una candidatura conjunta para organizar el Mundial de fútbol 2030, cuando se cumplirán 100 años del certamen, cuya primera edición transcurrió en territorio uruguayo.

“Espero estar de vuelta pronto en este maravilloso lugar. El presidente me ha dicho que venga de visita a disfrutar con la familia cuando pueda. Le tomé muy en serio la palabra”, concluyó Macri, que al término del encuentro partió de nuevo para Argentina.

EFE