Variedades

5 tips para que tu intimidad no muera

En muy pocas ocasiones, cuando las personas deciden establecer una en pareja cruza por su mente la de que el acto sexual puede volverse una complicación, una situación que debe ser escondida de la mirada indiscreta; ejemplo, la de sus .

Una encuesta realizada por la National Health and Social Life Survey revela que el 20% de los matrimonios no tienen sexo, es decir, las parejas tienen relaciones sexuales 68.5 veces al año.

Mientras la se constituye de dos, la pasión, deseo y adrenalina siguen presentes en el acto sexual ya que los espacios de la casa se convierten en lugares exóticos para experimentar y no existe la tensión de ser descubiertos.

Sin embargo, el tener hijos no debe ser un motivo para destruir la intimidad de pareja ni dejar que la cotidianidad domine la relación; por ello, Salud180.com te ofrece cinco tips que harán del acto sexual algo placentero como en tu soltería:

1. Apoyo familiar. Cuando se cuenta con éste, probablemente no todos los fines de semana, pero sí de vez en cuando te puedes escapar con tu pareja sin sentir remordimiento alguno, pues es algo que necesitan ambos, la mejor parte es que sabrás que los niños están en buenas manos.

Es válido en esa escapada de fin de semana dormir en un hotel y disfrutar el espacio y la privacidad. Al retornar a la realidad sentirás además cierta complicidad con tu pareja, dándole un nuevo aire a la relación.

2. Horarios. Los niños necesitan horarios y costumbres definidas. De esta manera tienen su rutina necesaria y la pareja puede encontrar su espacio.

3. Respetar los espacios para dormir. Si el lugar de encuentro con tu pareja es la cama, es mejor que el bebé se duerma en su cuna. Si deseas practicar la modalidad de cama familiar, busca un lugar nuevo y diferente que sea tu lugar exclusivo con tu pareja. Incluso otra cama en otra habitación

4. Crea la atmósfera. Música, vino y velas ayudaran a bloquear el ruido exterior y los pensamientos ajenos quedarán fuera de la puerta de la habitación.

5. Ten cuidado con los apodos. No utilices los alias de “papá” o “mamá” para llamar a tu pareja. Al principio es muy tierno, pero después se acaba sustituyendo la imagen de la persona por la de mamá. Esto hace que la persona asuma un rol como preponderante y le resta personalidad y autonomía. “Mamá” y “Papá” lo son en cuanto a sus hijos, pero también y principalmente son ustedes antes, durante y después de los hijos.

Recuerda, en la pareja siempre debe existir respeto y confianza. ¡Disfruta de tu sexualidad y amate!

Fuente: Salud180