Otro sitio realizado con WordPress

EL FANTASMA DE PEDRO INFANTE

139 0
EL FANTASMA DE PEDRO INFANTE

El día 15 de abril de 1957 una noticia conmocionó al país entero, pues el ídolo de México había partido, así fue como se confirmó que la avioneta en la que viaja Pedro Infante se había desplomado, dejando sin vida al actor.

Desde aquel día, comenzaron a decirse muchas cosas acerca de que Pedro aún no había trascendido pues su alma continuaba vagando por aquellos lugares en los que pasó los mejores años de su vida.

Al morir los restos se trasladaron a su casa ubicada en Mérida, la cual ahora es el hotel Infante, que aún conserva la piscina original y dos cuartos en donde hay una galería de objetos y retratos de él.

Ahí es donde comienzan a decir que el fantasma del actor se hacía presente asegurando ver su silueta o escuchar ruidos extraños, pues los mismos huéspedes son los que han reportado tales sucesos paranormales. En dicha casa pedro vivía y sólo la abandonaba cuando salía a realizar alguna presentación o grabación.

Otros de los lugares en donde pedro pasó los mejores momentos fue en los estudios Churubusco, recinto que es testigo de cientos de películas que se grabaron ahí y fueron grandes éxitos del cine de oro mexicano.

Después de la muerte de pedro Infante, se dice que en las puertas de los sets de grabación se veía claramente la silueta del también cantante, además que se sentía una presencia extraña y sucedían cosas raras, pues ahí pedro había pasado gran parte de su vida, y hay quienes afirman que en los camerinos también habían sentido y visto a alguien muy similar a quien fue el ídolo de México, mientras que otros más, dicen que aún se hace presente en la oficina que lleva su nombre.

Pero, esos no fueron los únicos lugares en donde Infante conoció la felicidad, también en los estudios en donde grabó inmortales canciones, pues ahí testifican que se escucha su voz cantando o silbando alguna melodía, también que las consolas se mueven extrañamente o que se refleja su rostro en los cristales y su silueta rondando por los pasillos.

Existe el testimonio del cantante Manuel Mijares quien grabó un disco en homenaje a Pedro Infante pidiendo utilizar el mismo micrófono y cabina para grabar, durante la realización hubieron fenómenos paranormales que manifestaban que probablemente era la presencia del cantante fallecido que estaba ahí nuevamente en los estudios grabando, hubo quienes contaban que lo vieron reflejado o que se metían ruidos extraños en la grabación como si fuera la misma voz de El Ídolo de Guamúchil.