Deportes Destacados

Venezuela sucumbió ante Francia y ya no depende de sí misma

HC/ Federación Venezolana de Baloncesto – 

Francia, la quinta mejor selección del mundo de acuerdo al ranking FIBA, no tuvo piedad ante una Venezuela errática en ofensiva y se impuso ampliamente por 96-56, en la cuarta fecha del baloncesto de los Juegos de Río 2016.

Tras un primer cuarto parejo, los nacionales en el segundo no pudieron mantener el ritmo, situación que ha sido habitual en este torneo, y vieron como los galos sacaron provecho de sus fortalezas.

Los europeos dominaron en la pintura sin mayores inconvenientes al anotar 50 puntos en esa zona y además capturaron 42 rebotes (9 ofensivos) por solo 26 de los nacionales. A esto se sumó que los dirigidos por el ‘Che’ García solo lanzaron de campo para 35% (de 63-22), contando un muy pobre 4 de 23 en triples.

“Sin ofensiva es muy difícil ganar a este nivel. Se hicieron buenas jugadas, se tomaron los tiros abierto pero la bola no entró. Como ya he dicho en anteriores ocasiones, esto nos sirve para sumar experiencia. Todavía nos queda una jornada y seguiremos trabajando para tener una actuación digna”, comentó el entrenador García.

Con este resultado, para avanzar de ronda Venezuela ya no depende de sí misma. En la última jornada del domingo está obligada a vencer a Australia y que China supera a Serbia.

“Tenemos que buscar esa victoria contra Australia que ha sido unos de los mejores del grupo. Debemos salir intensos, dar lo mejor, hacer lo nuestro y que luego pase lo que Dios quiera”, comentó el capitán José Vargas. “Esta noche caímos en el desespero ante un gran equipo. Nos tomaron muchos rebotes, los tiros no nos cayeron y ellos pudieron correr. Hemos fallado mucho, yo particularmente fallé varios tiros hoy. En general hemos trabajado nuestro lanzamiento pero no hemos concretado. Debemos seguir trabajando y mantener la frente en alto”, agregó.

Gregory Echenique fue el mejor del ataque venezolano con 12 unidades y Néstor Colmenares agregó 10. Por Francia, el NBA Joffrey Lauvergne terminó con 17 al anotar 7 de sus 8 disparos, y Tony Parker, quien fue factor desequilibrante en la primera mitad agregó 14, al igual que Antoine Diot.