Deportes Rio 2016

Yulimar Rojas saltará por un nuevo triunfo este domingo en Río

HC / AVN

Dos de las mayores hazañas del deporte venezolano tienen una ciudad en común: Portland. Allí, la selección de baloncesto fue subcampeona de América en 1992 y clasificó por primera vez a unos Juegos Olímpicos. Pasaron 24 años para que a los Héroes de Portland se sumara una heroína: Yulimar Rojas pegó un salto de 14.41 metros en marzo pasado en esa urbe estadounidense y se convirtió en la primera campeona mundial adulta del atletismo venezolano.

La atleta de 1.92 metros de estatura llegó al atletismo por casualidad, cuando era una adolescente. Envuelta en la euforia causada por la clasificación -por primera vez- del voleibol masculino y femenino a unos juegos olímpicos (Beijing 2008), Yulimar se fue a un polideportivo en Anzoátegui para incursionar en ese deporte. Cuando llegó no había entrenadores de voleibol, pero sí de atletismo.

Sus primeros triunfos nacionales e internacionales llegaron en 2011: en septiembre ganó la medalla de oro del salto alto (1,78 metros) en el Campeonato Suramericano Juvenil (sub 20), en Medellín, Colombia, cuando aún tenía 15 años; y en diciembre se impuso en el salto alto con marca de 1.79 metros, en los XVIII Juegos Nacionales.

En 2012 fue cuarta en el salto alto (1.68) en el Suramericano sub18, ganó bronce (1.73) en ese misma prueba en el Suramericano sub 23, categoría en la que fue campeona nacional del salto alto (1.75) y subcampeona en salto de longitud (5.93).

Al año siguiente logra tres medallas de oro en salto alto: en el Grand Prix Ximena Restrepo, en Colombia (1.76); y en Venezuela en el Memorial Máximo Viloria (1.85) y en el Grand Prix Suramericano Memorial Brígido Iriarte (1.87). Además, se adjudicó la presea de plata en los Juegos Bolivarianos (1.76).

Su temporada de despegue total y de inicio en el salto triple fue en 2014. Ganó el salto alto (1.79 metros) en los X Juegos Suramericanos, en marzo. Cuatro meses después, alcanzó el puesto 11 en el salto largo del Campeonato Mundial de Atletismo Juvenil en Oregón, EEUU, y a su regreso al país participó en el Campeonato Nacional sub 23 y se impuso en salto largo (6.33) y en triple (13.18).

En agosto de 2014 ganó la medalla de oro en el salto de longitud (6.53) en el Festival Panamericano, en México; en septiembre, empató el récord nacional juvenil en salto triple (13.65) en el Campeonato Nacional de Atletismo, y en octubre consiguió la presea dorada en el salto triple (13.35) y en salto largo (6.36) en el Suramericano de Atletismo sub-23, en Uruguay.

Con sobrados méritos fue la abanderada de Venezuela en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, en los que terminó en cuarta posición en salto largo (6.24) y triple (13.54).

El año pasado comenzó con gran impulso y alcanzó 6.57 metros en el salto largo y 14.17 en el salto triple, para ganar ambas pruebas en el Campeonato Nacional, en abril. Y en junio fue campeona en el salto triple (14.14) en el Suramericano de Mayores. En los Juegos Panamericanos Toronto 2015 fue cuarta en el triple, aunque mejoró su marca personal (14,37) y consiguió su cupo a Río 2016, con la marca A exigida por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés).

La carrera de esta atleta, nacida en Caracas el 21 de octubre de 1995 pero anzoatiguense de crianza y corazón, dio el giro definitivo en noviembre de 2015, cuando la Federación Venezolana de Atletismo y el cubano Iván Pedroso llegaron a un acuerdo para que el nueve veces campeón mundial y medallista de oro en Sydney 2000 entrenara a Yulimar.

El salto

Con menos de tres meses bajo la dirección de Pedroso, Yulimar consiguió un salto triple de 14.69 metros —récord nacional que igualaba la mejor marca mundial bajo techo de 2015— en el Trofeo de Invierno de Madrid, en enero de 2016.

La marca no duró tres meses, el sábado 19 de marzo fue pulverizada por la propia Yulimar en el Campeonato Mundial de Atletismo en pista cubierta, en Portland. Rojas se convirtió en la primera venezolana en ganar un Mundial de Atletismo en categoría adulto. La otra medalla de oro mundial la consiguió la garrochista Robeylis Peinado en el Mundial sub 18, Ucracia 2013.

La atleta de 20 años edad cosechó todavía una hazaña más antes de llegar a sus primeros Juegos Olímpicos, en junio pasado hizo su mejor marca personal, 15.02 metros. Fue apenas la mujer número 24 y las más joven de la historia (20 años y 246 días) en saltar 15 metros o más.

Además, marcha en el tercer puesto de la Liga de Diamante de la IAFF con 15 puntos, producto de los 6 que obtuvo al ganar la medalla de plata en Doha, los 3 que sumó por el cuarto lugar en Rabat, ambas paradas en mayo; y los otros 6 que le adjudicaron por la presea de plata en Mónaco, el 15 de julio. Yulimar sólo es superada en esta competencia por la colombiana Caterine Ibargüen y la kazaja Olga Rypakova, dos grandes candidatas a ganar medalla de oro en Río 2016.

La ya histórica atleta venezolana pasó este sábado a la final del salto triple con la séptima mejor marca de la ronda de clasificación, 14.21 metros. Enfrentará a las 11 mejores del mundo este domingo 14 de agosto, a partir de las 7:55 de la noche (hora de Venezuela).

Yulimar va a la competencia no sólo con su preparación atlética sino también un ingrediente extra: “Aquí he recibido muchos mensajes de apoyo, dándome energía y deseándome lo mejor, eso para mí es importante, es importante recibir tanta energía de mi pueblo y para mí es un orgullo también representarlos y espero dejarlos en un mejor resultado mañana, hemos trabajado para eso”.