Carabobo

Sambil: El más prestigioso Mall de la ciudad en bajada

Ever López.- Los centros comerciales siempre han tenido un público fluctuante, de ahí la estrategia de mercado, en lo que el Sambil fue uno de los pioneros en el país en poner al alcance del público y potenciales consumidores una serie de actividades gratuitas de esparcimiento, una especie de plus agregado con las que este colectivo tenía acceso  a charlas, eventos, desde desfiles de moda hasta exposiciones, de diversa índole que involucraban a los asistentes y que los motivaban no solo a visitar el centro comercial, sino prolongar aún más su permanencia en el mismo, lo cual indudablemente, tenía un efecto estimulador en su decisión de comprar algo que en el primer momento no compro, de eso se trata.

Desde que Sambil-Valencia abrió sus puertas el público se Poacostumbró a recibir este valor agregado con eventos de calidad, algo que desde hace meses, y a lo largo de todo el presente a;o ha estado prácticamente ausente. Los centros comerciales se han convertido en el refugio por excelencia del venezolano citadino porque ofrece seguridad, oferta una amplia gama de productos, y es uno de los pocos espacios en los que el ciudadano común sabe que se seguridad está asegurada, un clima confortable en el que se abre un compás para el esparcimiento, ante la poca o nula oferta para el esparcimiento del sector público. Es un hecho indudable que la crisis económica ha causado una baja en el público que solía ir de compras en los centros comerciales. Pero no menos cierto es que quien quiera sobrevivir con la mejor rentabilidad frente a esta crisis requiere un esfuerzo de creatividad disponible.

El caso del Sambil-Valencia, llama la atención que pase a convertirse en un conglomerado de tiendas y nada más, dejando a un lado aquel eslogan con que se dio a conocer cuando abrió sus puertas: Algo más que un centro comercial.