Farandula

Los Kardashian-Jenner están muy preocupados por la situación de Tyga

La precaria situación económica en la que estaría inmerso el cantante Tyga (26) habría generado una gran preocupación en el seno de la familia Kardashian-Jenner por las consecuencias que ello podría acarrear para el bienestar emocional y financiero de la benjamina del clan, Kylie Jenner (19), quien mantiene una relación intermitente con el polémico rapero desde hace varios años.

“La familia al completo está bastante angustiada por los problemas económicos que ha venido arrastrando Tyga. Les preocupa que sea un caso perdido tras enterarse de que debe dinero a mucha gente, y de que ha pedido prestados miles de dólares a Kylie. Ella es mucho más inocente e inexperta que sus hermanas y estas odian ver cómo se aprovechan de ella”, aseguró una fuente a la revista Grazia.

Desde que la pareja retomara su relación una vez más el pasado mes de junio, los rumores de boda no han dejado de intensificarse, algo que tiene muy disgustada a la matriarca Kris Jenner, al temer que el matrimonio se materialice sin un acuerdo prematrimonial de por medio.

“Los dos han estado hablando de la posibilidad de casarse y el mayor miedo de Kris es que Kylie haga algo estúpido, como casarse sin firmar primero un acuerdo prematrimonial. Y le ha pedido a Kendall que la vigile y la intente convencer de que no debe precipitarse”, explicó el mismo informante.

Hace cuatro meses, la entidad crediticia a la que Tyga había solicitado varios préstamos intentó embargarle su lujoso Lamborghini Aventador porque este debía más de 350.000 dólares (más de 312.000 euros) -como reveló el portal de noticias TMZ-, dos años después de que le arrebataran su Bentley Mulsanne por motivos similares para venderlo a otro cliente. Aun así, el artista todavía tendría que devolver una cantidad cercana a los 91.000 dólares.

El dueño de la vivienda que tenía alquilada el rapero en Malibú (Los Ángeles) también llegó a ser víctima de la escasa solvencia económica del intérprete, hasta el punto de que no tuvo más remedio que llevarle a los tribunales para forzarle a abonar todos los meses de renta que había dejado sin pagar. De hecho, el juez que estudiaba el caso acabó emitiendo una orden de arresto contra Tyga que, aunque se entendía como una mera advertencia, resultó muy útil para que el artista acabara saldando la deuda de 480.000 dólares que mantenía con su antiguo casero.