Otro sitio realizado con WordPress

Las estrellas son mil veces más brillantes que el Sol

72 0
Las estrellas son mil veces más brillantes que el Sol

Cuando miras al cielo de noche te puedes pasar horas contemplando a las constelaciones de estrellas, e incluso inventando algunas nuevas. Las estrellas han sido muy importantes para los pueblos, y mientras que algunos navegantes las utilizaban para orientarse en alta mar, otros pueblos las integraban a sus mitologías.

Una estrella es una esfera luminosa de plasma que mantiene su forma gracias a un equilibrio hidrostático de fuerzas y a su propia gravedad. Históricamente, las estrellas más prominentes fueron agrupadas en constelaciones y asterismos, y las estrellas más brillantes ganaron nombres propios. Un extensivo catálogo ha sido compilado por los astrónomos, proporcionando designaciones estandarizadas a las estrellas.

El proceso de formación estelar ocurre en las regiones con mayor densidad de las nubes moleculares, debido a la inestabilidad gravitatoria que producen las supernovas y las colisiones galácticas. Estas nubes moleculares van desde las 100.000 masas solares a unas pocas.

La nube molecular comienza a caer sobre sí mismas, comprimiéndose y generando un núcleo muy caliente que recibe el nombre de protoestrella. Este núcleo, luego colapsa, y se detiene al elevarse la presión y la temperatura. Cuando se estabiliza la fusión del hidrógeno la protoestrella pasa a ser una estrella en secuencia principal, una etapa que ocupa un 90% de toda su vida.

Las estrellas para brillar transforman el hidrógeno en helio. Cuando hacia la mitad de su vida (varios millones de años) una estrella se queda sin hidrógeno, el núcleo se convierte enteramente en helio y la estrella declina: se vuelve más fría y brillante y muere. Después pueden suceder varias cosas, dependiendo de su masa. Si la estrella es muy grande puede utilizar otro combustible distinto del hidrógeno. Si no, comenzará a enfriarse.

Las estrellas como nuestro Sol pueden vivir alrededor de 10 mil millones de años, incluso más si son más pequeñas. Si la estrella tiene menos de nueve veces la masa de nuestro sol, una vez que ha terminado su vida activa y ha transformado todo su hidrógeno en helio, se convierte en una enana blanca. Ése también es el destino de nuestra estrella solar.

Algunas curiosidades sobre las estrellas

 

Cuanto más grande es una estrella más corta es su vida. Las estrellas que son entre 20 y 50 veces más grandes que nuestro Sol viven solamente varios miles de años. Mueren pronto porque consumen mucha energía.

Algunas estrellas brillan con más intensidad que diez mil millones de soles.

Nadie sabe cuántas estrellas existen, pero podrían alcanzar un número extraordinario. Nuestro universo podría albergar más de 100.000 millones de galaxias, y cada una de ellas podría tener más de 100.000 millones de estrellas.

Las estrellas calientes son blancas o azules, mientras que las más frías parecen tener tonos rojos o anaranjados.

Algunas estrellas son inseparables. Los expertos aseguran que casi un tercio de todas las estrellas pertenecen a sistemas que orbitan entre sí. Son frecuentes los pares de estrellas, pero otras forman parte de sistemas triples o cuádruples.