Deportes

Manchester City enloqueció al Barcelona a punta de goles

Luego de comenzar perdiendo, el Manchhester City se sacó la espina que se había incrustado en el Camp Nou, para sacar pecho en el Etihad Stadium e imponerse (3-1) ante el FC Barcelona, por la fase de grupos de la Champions League.

Los dirigidos por Pep Guardiola consiguieron vengarse de aquella noche de pesadilla que sufrieron el pasado 19 de octubre, en la que el conjunto azulgrana se dio un festín con una goleada de 4-0 (tres goles llevaron la firma de Lionel Messi).

En los primeros 11 minutos, el combinado inglés usó la presión alta y la velocidad de Sergio Agüero y de Raheem Sterling por los costados para complicar la salida del Barcelona, que tenía dificultades para recuperar la pelota y generar juego.

Cuando el conjunto local era superior, la visita fabricó un contragolpe de antología para tomar ventaja en el marcador: Messi pasó el balón desde campo blaugrana, Neymar lo trasladó por izquierda y asistió al argentino, quien en una larga corrida no perdonó al 21’.

Con el transcurrir de los minutos, el Barcelona no paraba de atacar, pues era amo y señor de la posesión del esférico, mientras que el City había perdido la iniciativa de los primeros minutos, a raíz del tanto recibido.

En un parpadeo del fondo azulgrana, originado por Sergi Roberto, los de Guardiola acortaron distancias, mediante un tanto de Ilkay Gündogan, quien apareció como un fantasma dentro del área al 39’. Dos minutos después, el City desperdició una oportunidad de colocar la diferencia.

Segundo tiempo de emociones

El inicio de la segunda mitad fue muy parecido al de la primera, con la diferencia de que los que estaban uniformados de celeste pudieron mojar el arco de Mar-André ter Stegen por segunda vez, a través de un “pepazo” de tiro libre De Kevin de Buyne al 51′.

La ventaja fue un aliciente para que los muchachos de Guardiola no dejaran de amenazar, pero tenían en frente al vigente campeón de España, que estuvo cerca de poner el empate en un contragolpe a la hora de partido.

Cuando parecía que la plantilla de Luis Enrique podía igualar, los locales volvieron a colocar el golpe sobre la mesa y ampliaron la ventaja al 74’, mediante un inspirado Gündogan, quien ya tenía doblete y sentenció el encuentro.

Con una posesión de 34.7%, el cuadro de Mánchester consiguió los tres puntos en casa y llega a siete puntos del grupo C; sin embargo, el Barcelona se mantiene en lo más alto con nueve unidades.