Destacados Variedades

“Batalla de naranjas” en el carnaval de Ivrea

Cientos de personas se reunieron este domingo en las calles de la ciudad de Ivrea, en el norte de Italia, para celebrar el Carnaval con la tradicional “batalla de naranjas”.

La batalla de naranjas, una tradición que empezó hace 150 años, recrea la revuelta de los habitantes de la ciudad contra la monarquía siglos atrás. El carnaval comenzó el domingo y termina el martes, antes del la Cuaresma.

“Es una locura… una verdadera locura”, dijo Francesa, una habitante de Ivrea. “Algunas personas pueden pensar que está gente está loca, pero para nosotros en Ivrea es algo que tenemos en el ADN. Los niños nacen con esta locura“, manifestó.

De acuerdo con el sitio oficial de la batalla, la lucha de naranjas existe desde 1858. Todos los años miles de personas acuden a la ciudad para participar en la batalla o simplemente observar el evento.

Según cuenta la tradición, la revuelta ocurrió en el siglo XII, cuando la hija de un molinero se resistió contra el malvado barón de Ivrea que quería ejercitar su derecho de “jus primae noctis”, el supuesto derecho de los nobles medievales de tener relaciones sexuales con las mujeres del pueblo durante su primera noche de bodas.

De acuerdo con la leyenda, la esposa le cortó la cabeza al barón y la exhibió por toda la ciudad, dando el comienzo a la revuelta.

Hoy en día, la revuelta es recreada con los habitantes de Ivrea, vestidos con atuendos medievales, que luchan contra varios equipos que representan a las guardias del tirano, que utilizan mascaras y cascos de protección.

Los ciudadanos, de pie y sin protección, lanzan naranjas a las guardias, que responden al fuego con más naranjas.

Quien quiera simplemente asistir sin involucrarse en la batalla puede usar un trapo rojo que lo identifica como espectador.

“Es una reconstrucción histórica basada en un hecho real que ocurrió hace cientos de años con una revuelta contra un rey”, dijo Roberto, quien participó en la batalla. “En el último siglo se comenzaron a usar naranjas, pero antes lanzábamos piedras, si puedes imaginar eso“.