Otro sitio realizado con WordPress

Masacraron a cuatro integrantes de una familia en Carlos Arvelo

191 0

 

Ligia Pérez

Un primo, dos hermanos y el padrastro fueron acribillados a tiros la madrugada de este viernes en el parcelamiento La Encantada, ubicado en el sector El Canito, vía Boquerón del municipio Carlos Arvelo.

Las víctimas fueron identificadas como Josue Jhon Pirela (16) su hermano José Francisco Pirela Vásquez  (22), el padrastro de ellos Jesús Rafael Aguilar Rodríguez (57) y el primo de los jóvenes Alexander José Vásquez Laya (14).

Familiares explicaron que aproximadamente a las 1:30 de la madrugada tocaron a la puerta de la casa de la familia, quienes para el momento se encontraban durmiendo, algunos minutos pasaron pero se escuchaban voces insistentes diciendo que salieran, por lo que tuvieron que pararse y abrir para ver lo que ocurría, sin embargo al acercarse vieron que ingresaron violentamente un grupo de sujetos armados, buscaron a los hermanos Pirela y al padrastro y les dispararon en varias partes del cuerpo hasta que cayeron ensangrentados en la sala.

 

Al primo le tasajearon el brazo

 

Luego se dirigieron a Alexander y lo torturaron con un cuchillo, quitándole pedazos de carne de su brazo delante de la abuela que lloraba desesperadamente y ante la impotencia trató de defender a su nieto pero fue neutralizada con un cachazo en la cabeza, la esposa de José y una prima también intentaron meterse pero las golpearon. Los agresores, después de que tasajearon al adolescente lo tirotearon y se fueron del lugar.

Los heridos fueron trasladados al Ambulatorio de Boquerón, donde ingresaron sin signos vitales, los médicos de guardia también atendieron a las tres mujeres agredidas que al poco tiempo dieron de alta.

Las autoridades policiales presumen la venganza como móvil del hecho.

Los cuatro integrantes de la familia se dedicaban a la agricultura, Aguilar Rodríguez tenía una finca en la que cultivaba vegetales que vendía en las adyacencias de Plaza de Toros. Mientras que Alexander vivía en Manuare y desde hace unas semanas había venido a trabajar y ayudar a la familia.