Otro sitio realizado con WordPress

Sobrino de Carolina Herrera y un amigo fueron secuestrados y asesinados a tiros

160 0
Sobrino de Carolina Herrera y un amigo fueron secuestrados y asesinados a tiros

Cristian Antonio Cooz.-

En horas de la noche de este jueves, los cadáveres de Fabrizzio Mendoza (31) y de Reinaldo Herrera (34) (un sobrino político de la famosa diseñadora venezolana Carolina Herrera), fueron hallados dentro de una camioneta Hi-Lux, abandonada en el sector El Topo de la carretera vieja Caracas-La Guaira, específicamente en el retorno de Ciudad Caribia, estado Vargas. Ambos tenían sendos balazos en la cabeza.

Este escalofriante caso, con tan diabólico final, habría comenzado en horas del mediodía del pasado jueves cuando Reinaldo Herrera y su socio en una firma de arquitectura, Frabrizzio Mendoza, salieron de su oficina ubicada en un edificio contiguo al restaurante “Rey David” en La Boyera.

Cuatro criminales armados los interceptaron y bajo amenaza de muerte instantánea, los obligaron a irse con ellos a bordo de la Toyota Hi-Lux. Aterrorizados, pero con la esperanza de salir bien librados de aquella pesadilla, los empresarios no habrían opuesto resistencia.

En el tortuoso camino, los sangrientos asesinos obligaron a Fabrizzio que llamara a su apartamento y despachar a la señora de servicio para ellos entrar. Una vez en el departamento, los malvivientes, siguieron tratando a punta ´e cachazos a sus víctimas, quienes con infinita impotencia, tuvieron que obedecer.

Desgarradoras

súplicas calladas

a balazos  

 

Los demoníacos sujetos cargaron con dinero en efectivo y todo lo que pudieron de la vivienda. Este terrorífico lapso, quedó grabado en las cámaras de seguridad del edificio, donde se apreciarían los cuatro asesinos y la tortura a las que estaban sometiendo a sus dos víctimas.

También se supo por fuentes extraoficiales, que incluso los viles asesinos llamaron a la familia de Herrera y habrían acordado enviar un motorizado para recoger el pago del rescate, compuesto presuntamente por dinero en efectivo, joyas y relojes.

Serían alrededor de la 01:30pm que el caso fue denunciado al Cicpc, que se desplegó de inmediato. Luego de todo ese Calvario que padecieron Reinaldo Herrera y Fabrizzio Mendoza, aun creían que los iban a liberar, pero sus crueles secuestradores, comportándose como demonios de los infiernos y no como seres humanos de carne y hueso, siguieron sometiéndolos al suplicio.

Al caer la aciaga noche, los llevaron hacia la carretera viaja Caracas – La Guaira. Notando las perversas intenciones de sus verdugos, las víctimas habrían suplicado desgarradoramente por su vida, pero los crueles criminales sin corazón y alma vendida al diablo, no tuvieron piedad. Dentro de la misma Hi-Lux en que los habían atormentado, les descerrajaron varios balazos y tiros de gracia a cada uno en la cabeza antes de sumergirse en la noche de la impunidad humana y la condenación eterna por parte de la justicia divina. Herrera dejó huérfanos unos morochos.

MP comisionó

fiscales al caso

 

El Ministerio Público comisionó a las fiscales 69ª nacional y 74ª del Área Metropolitana de Caracas, Adriana Morales y Martha Irene Guerrero, respectivamente, para investigar la muerte de los empresarios Reinaldo José Herrera Sánchez (34) y Fabrizio Alberto Mendoza (31).

Ambas víctimas fueron localizadas la noche de este jueves 11 de mayo en el interior de un vehículo en las adyacencias de la carretera Caracas – La Guaira, sector El Topo, parroquia Sucre del municipio Libertador.

Las fiscales coordinan las actuaciones que realizan los funcionarios del Cicpc, a fin de determinar las responsabilidades penales correspondientes.

De acuerdo con la información preliminar, aproximadamente a las 07:00pm del citado día, vecinos del mencionado sector reportaron a funcionarios adscritos al Destacamento N° 434 de la Guardia Nacional Bolivariana el hallazgo de dos cadáveres dentro de una camioneta marca Toyota, modelo Hilux, color Blanco. Hasta la tarde de este jueves, la famosa diseñadora Carolina Herrera, residenciada en Nueva York, no se había pronunciado sobre el doloroso caso que enluta a su familia.

 

 

 

 

1494603734335