Noticias las 24 Horas

?Un altavoz de bolsillo? Crean un nuevo material tan fino como el papel que ‘habla’

?Un altavoz de bolsillo? Crean un nuevo material tan fino como el papel que ‘habla’

F?sicos de la Universidad Estatal de Michigan (MSU, por sus siglas en ingl?s), en EE.UU., han creado un dispositivo tan fino y flexible como el papel que no solo puede generar energ?a a partir del movimiento humano, sino que tambi?n puede actuar como altavoz y micr?fono, seg?n recoge un estudio publicado en la revista ‘Nature Communications’.

Esta innovaci?n podr?a ser utilizada para crear productos de consumo como un altavoz plegable, un parche de seguridad activado por voz para ordenadores e incluso peri?dicos que hablen, seg?n?explica el portal de la Universidad.

“Este es el primer transductor que es ultradelgado, flexible, plegable y bidireccional, lo que significa que puede convertir energ?a mec?nica en energ?a el?ctrica y energ?a el?ctrica en energ?a mec?nica“, explica Nelson Sepulveda, profesor asociado de ingenier?a el?ctrica e inform?tica en la MSU, adem?s de investigador principal de este proyecto financiado por el Gobierno federal.

A finales de 2016, Sepulveda y su equipo mostraron con ?xito su dispositivo en forma de l?mina de papel bajo el nombre de nanogenerador de ferroelectreto (FENG por sus siglas en ingl?s), capaz de suministrar energ?a a un teclado, a unas luces LED y a una pantalla t?ctil LCD. Ese proceso funcion? solo con un ligero movimiento de presi?n o deslizando el dedo sobre el material, convirtiendo de esa forma la energ?a mec?nica en energ?a el?ctrica.

“Un peri?dico que habla”

El nuevo avance extiende el alcance de la aplicaci?n del FENG, ya que los investigadores han descubierto que el material de alta tecnolog?a puede actuar como un micr?fono (capturando las vibraciones de sonido o de energ?a mec?nica y convirti?ndolas en energ?a el?ctrica), as? como un altavoz (operando de manera opuesta: convirtiendo la energ?a el?ctrica en energ?a mec?nica).

“Imag?nese un d?a en que alguien pueda sacar un altavoz ligero de su bolsillo, pegarlo en la pared y transmitir su discurso a una sala llena de gente”, apunt? Sep?lveda. “O imagine un peri?dico en el que las p?ginas act?an como micr?fonos y altavoces”, a?ade.