Otro sitio realizado con WordPress

Fiscal: Pernalete fue asesinado por bomba lacrimógena de GNB

329 0
Fiscal: Pernalete fue asesinado por bomba lacrimógena de GNB

Abner Sánchez Ynojosa

Continúan las declaraciones desfavorables para la coalición oficialista por parte de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, y este miércoles confirmó que el joven Juan Pablo Pernalete fue sin misericordia asesinado por el impacto de una bomba lacrimógena disparada por uniformados de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) durante una manifestación reprimida en Altamira.

Ortega Díaz ofreció una rueda prensa para aclarar el asunto debido que posterior a la muerte del joven, el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas afirmó que el muchacho había sido ultimado con “una pistola de perno cautivo”, arma utilizada para acabar con la vida del ganado.

La fiscal sostuvo que la investigación técnica y forense arrojó que Pernalete sufrió un shock cardiogénico por traumatismo cerrado de tórax que le causó la muerte.

Señaló que tras las experticias realizadas sobre el cadáver, como la inspección técnica forense, levantamientos planímetros del sitio del suceso, la declaración de cinco testigos, el acoplamiento físico de las dimensiones del cartucho con la lesión que en el tórax y la presencia de residuos de los elementos que componen la bomba lacrimógena en la franela; determinaron que ese fue el objeto que causó el deceso.

La Fiscal admitió que el objeto contundente fue disparado por la GNB. El Ministerio Público ya conoce cuál es el grupo de funcionarios responsable de disparar los gases ese día, sin embargo aún están determinando al responsable que disparó contra Pernalete. Declaró que en los próximos días esperan concluir quién fue el culpable del asesinato.

Pernalete era un joven de 20 años, estudiante de segundo semestre de Contaduría Pública en la Universidad Metropolitana y becado por excelencia deportiva. Había asistido a cinco manifestaciones en rechazo al Gobierno Nacional y falleció en las adyacencias de la Torre Británica en Altamira, durante una protesta el pasado 26 de abril.

Ortega rechazó que los cuerpos policiales disparen bombas lacrimógenas con escopetas, directamente al cuerpo, pues está prohibido de acuerdo a los estándares nacionales e internaciones. Aseguró que esta práctica es letal.

Por otro lado, Ortega Díaz dijo que abrió este miércoles siete investigaciones por los civiles detenidos que son juzgados por tribunales militares en medio de cuestionamientos de organizaciones humanitarias que señalan al gobierno de violar tratados internacionales y la constitución.

Distanciada del gobierno la fiscal aseguró que procesos militares van en contra de la constitución al igual que las acciones de las fuerzas de seguridad en el control de las protestas.

Balance de víctimas fatales

Finalmente informó que hasta la fecha se registra un total de 55 personas fallecidas por hechos de violencia, de los cuales 52 son civiles y tres efectivos de los cuerpos de seguridad.

Asimismo, detalló que hasta la fecha hay más de mil personas lesionadas, 771 civiles y 229 funcionarios, mientras que 346 bienes se han visto afectados.

“500 de los heridos han sido por la actuación de los cuerpos de seguridad”, expresó.

El Ministerio Público imputó a 19 policías y militares por los delitos de homicidio, trato cruel e inhumano, uso indebido del arma, privación ilegítima de libertad y violación de domicilio en el marco de las protestas de los últimos dos meses.

[email protected]

@abner.sanchez.ynojosa