Otro sitio realizado con WordPress

Bryce Harper y Hunter Strickland se trenzan a golpes; Nacionales ganan / VIDEO

61 0
Bryce Harper y Hunter Strickland se trenzan a golpes; Nacionales ganan / VIDEO

(AP) — En cuanto la pelota se impactó contra su cadera a toda velocidad, Bryce Harper supo cómo terminaría la situación. Era hora de pelear.

“Fue como si viera todo de color rojo”, relató.

Enfurecido, el toletero de Washington corrió hacia el montículo, arrojó su casco y se trenzó a puñetazos con el relevista Hunter Strickland, quien lo había golpeado con un lanzamiento, en el juego que los Nacionales terminaron ganando el lunes 3-0 a los Gigantes de San Francisco.

“Uno nunca quiere que lo suspendan o algo así, pero a veces hay que ir por alguien y no puedes dudar”, dijo Harper. “O me iba a la primera base o iba tras él. Decidí ir tras él”.

Harper fue alcanzado en la cadera derecha por la recta de 98 mph que representó el primer lanzamiento de Strickland en la octava entrada, con dos outs y sin hombres en base. Washington ganaba por 2-0.

El astro de los Nacionales señaló con su bate al pitcher de San Francisco, le lanzó un grito y corrió hacia la lomita.

“Mi mente estaba alerta, para que no me alcanzara alguien de su equipo o algo así”, relató Harper.

Nadie se interpuso en la trayectoria de Harper hacia el montículo. El bateador se quitó el casco y lo lanzó, sin que éste le pegara al serpentinero.

Luego, comenzó la riña. Strickland, quien mide 1,93 metros (seis pies y cuatro pulgadas), impactó a Harper en el rostro con un derechazo. Ambos se separaron un momento antes de liarse otra vez a puñetazos.

Fue entonces cuando Harper asestó un golpe de derecha a la nariz del lanzador, mientras se vaciaban las bancas y los bullpens.

“Traté de ir por él con el casco o con mi cuerpo, supongo que sólo quise hacer lo necesario para que esto continuara”, dijo Harper.

Michael Morse y Jeff Samardzija, de los Gigantes, se llevaron un duro encontronazo mientras trataban de separar a los rijosos. A tirones y empellones, tres jugadores de los Gigantes se llevaron a Strickland hasta la cueva. Harper fue contenido por un compañero.

Los umpires expulsaron a los dos peloteros, quienes tenían viejas rencillas. En la serie divisional de 2014 en la Liga Nacional, Harper sacudió dos jonrones frente a Strickland. Luego de conectar el segundo, se quedó mirando fijamente al relevista mientras recorría las bases en el cuarto juego.

No se habían visto las caras en un juego desde entonces.

“Yo no estaba seguro de qué pasaba, pero pienso que (los Gigantes) estaban sorprendidos por la situación y por el hecho de que él hiciera algo así tres años después”, manifestó Harper.

Strickland aseguró que el pelotazo fue accidental.

“Dejé la pelota encima del plato un par de veces ante él”, dijo. “Él había aprovechado eso, así que lancé adentro. Evidentemente, fue demasiado adentro”.

Dusty Baker, piloto de los Nacionales, no está convencido.

“Estábamos arriba por 2-0, con dos outs y nadie en base. Quiero decir, era el momento perfecto para golpear a alguien si quieres hacerlo. A mí me pareció algo intencional”, indicó.

Tanner Roark (5-2) recetó cinco ponches y permitió seis hits en siete innings. Los Nacionales, líderes de la División Este, abrieron una serie de nueve juegos de visita en el oeste, cosechando su sexta victoria en ocho compromisos.

Matt Moore (2-6) fue el perdedor. Koda Glover consiguió el salvamento.