Destacados Sucesos

Corea del Norte tendría “regalito nuclear” para EE.UU

 

Corea del Norte tendría preparado “un regalito nuclear” para Estados Unidos, según fuentes de la agencia estatal de noticias KCNA citadas por la inteligencia de Corea del Sur.  Este lunes a eso de las 05:30 fue lanzado un misil que despegó desde una de las llamadas Plataformas de Transporte y Lanzamiento, recorrió unos 450 kilómetros, yendo a caer con “gran precisión” a unos 7 metros de su objetivo ubicado dentro de en la Zona Económica Exclusiva de Japón.

El líder supremo de Norcorea, Kim Jong-Un, dijo a KCNA que era “un gran paso adelante en el espíritu de enviar un mayor regalo para los yanquis”.

Según Kim, el misil corrigió su rumbo y velocidad en la reentrada a la atmósfera con su sistema de estabilización de última tecnología, por lo que es más letal que los otros sistemas.

¿Un nuevo Pearl Harbor?

Según los expertos, Pyongyang podría estar entregando “El paquete” (hacer blanco) en el territorio estadounidense de la isla de Guam, donde el Pentágono tiene una importante base militar.

Así demostraría su fuerza sin tocar el EE.UU continental, lo que podría ser visto por la población como un nuevo Pearl Harbor y haría que los americanos clamaran por venganza y apoyaran a Trump como apoyaron a Franklin Delano Roosevelt a partir del 7 de diciembre de 1941 para entrar en la Segunda Guerra Mundial.

Ante este nuevo ensayo nuclear (el 9no en 2017), Donald Trump escribió en Twitter: “Corea del Norte ha mostrado una gran falta de respeto hacia China”. Pero la respuesta no quedó ahí.  Dos horas después que Norcorea disparara el misil, este mismo lunes, dos bombarderos nucleares estratégicos tipo B-1B salieron de la base aérea Andersen en la isla de Guam, acercándose a unos 80 kilómetros con la frontera entre Corea del Norte, para luego volar al interior de Corea del Sur acompañados de cazas surcoreanos F-15K.

“Que se meta su misil… en un silo”

Este martes, estados unidos llevó a cabo el ensayo de un misil interceptor de proyectiles balísticos intercontinentales en clara previsión a un ataque de Corea del Norte. El interceptor fue disparado desde la base aérea Vandenberg en California y destruyó un misil de amenaza simulada proveniente desde el atolón de Kwajalein, en las Islas Marshall. Especialistas creen que está apunto de desatarse una guerra en la península coreana y que Washington podría hacer que Kim “se metiera su regalito… en uno de los silos secretos de Pyongyang”, como lo han insinuado con sarcasmo los militares norteamericanos en Corea del Sur.

Cristian Antonio Cooz