Otro sitio realizado con WordPress

Manifestante muerto era hijo de exjefe de Maduro

113 0

(AP) — La víctima más reciente de la represión de las protestas antigubernamentales en Venezuela tenía una relación con el presidente Nicolás Maduro: el joven era hijo de quien fuera un jefe del presidente.

David Vallenilla dijo a la prensa el viernes que fue el supervisor de Maduro hace más de 20 años, cuando el futuro presidente conducía un autobús del transporte público de pasajeros. Dijo que en esa época desconocía las ideas políticas de Maduro, a quien describió como una persona muy dedicada a su trabajo.

La tragedia volvió a reunirlos el jueves cuando el hijo de 22 años de Vallenilla fue alcanzado a quemarropa por una bala de goma disparada por las fuerzas de seguridad. El incidente filmado en video se produjo horas después de que Maduro dijo que las fuerzas de seguridad tenían órdenes de usar solamente gases lacrimógenos y cañones hidrantes.

“Nicolás, es claro que hubo una agresión directa contra David José, que conociste pequeño. Lo conociste en Plaza Venezuela”, dijo Vallenilla, angustiado, dirigiéndose al presidente, frente a los periodistas luego de identificar los restos de su hijo en la morgue de Caracas.

Más de 70 personas han muerto en los casi 90 días de manifestaciones que piden la renuncia de Maduro. La muerte de Vallenilla, como la de otro manifestante esta semana, fue filmada por teléfonos celulares, y las imágenes refutan el argumento del gobierno de que se muestra moderado en el empleo de la fuerza contra manifestantes a los que suele calificar de “terroristas”.

El lunes, Fabián Urbina, de 17 años, fue abatido a tiros por las fuerzas de seguridad que reprimieron una manifestación en una autopista. Al difundirse las fotos en las redes sociales, el ministro del Interior, Néstor Riverol, conocido por su intransigencia frente a las protestas, dijo que la muerte se debió al uso excesivo de la fuerza y que los responsables deberían rendir cuentas.

Maduro dijo en conferencia de prensa el jueves que lamentaba las muertes, pero criticó a la oposición por sus tácticas violentas. Dijo que suministraban anfetaminas a los manifestantes adolescentes y los usaban como escudos humanos, aunque no presentó pruebas de semejante denuncia.

“Solo agua y gasesito, los militares han hecho una labor heroica”, dijo Maduro horas antes de la muerte de Vallenilla. Añadió que las armas y las balas de goma están “prohibidas”.