Noticias las 24 Horas

Limardo: “Estoy en forma para otro podio olímpico”

Un día como hoy, martes 1° de agosto, hace cinco años Rubén Limardo se bañó de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

El esgrimista bolivarense derrotó al noruego Bartosz Piasecki 15-10 en el combate final para darle a Venezuela la segunda presea dorada en unas olimpiadas, después de la alcanzada en boxeo por Francisco “Morochito” Rodríguez en 1968.

“De ese momento lo que más recuerdo es el sacrificio que hice durante los años previos, pues la vida de un deportista no es fácil. Yo tuve que dejar a mi familia desde muy pequeño, para prepararme y poder cumplir mis sueños en el deporte”, dijo Limardo vía telefónica.

La medalla de oro, con la que muchos sueñan, es motivo de inspiración para cada uno de los integrantes de la selección nacional de esgrima que conviven con Limardo en Polonia, gracias a la fundación que lleva su nombre.

“Hasta antier la tenía guardada; uno de los muchachos me dijo que se quería tomar una foto y entonces decidí colgarla en un cuadro donde tengo las últimas dos medallas que conseguí en la Copa Panamericana de Canadá, para tener ese lauro presente todos los días”, agregó.

El andar de Limardo después de Londres no ha sido fácil, lesiones han impedido su consagración en la esgrima mundial.

“Tuve muchas lesiones debido al paludismo, una operación de rodilla y la hernia en la espalda. Ello me impidió llegar en plenas condiciones a Río”, comentó.

Sin embargo el campeón olímpico de espada en 2012 ha conquistado ocho preseas desde entonces, 3 oro, 3 plata y 2 bronces.

Igualmente el mayor de los hermanos Limardo destacó lo siguiente: “Mi vida ha cambiado muchísimo, ya ha bajado bastante esa atención y esa presión que tenían todos sobre mí, porque no es fácil llevar la fama. Se me abrieron muchas puertas, quizás en ese momento estaba joven todavía, pero siempre dije que quería ser campeón olímpico y lo logré. Después de la medalla quise buscar estabilidad tanto personal como familiar”.

Tranquilo para Tokio. Rubén Limardo piensa que “el deporte siempre te da oportunidades” y de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no piensa desaprovechar el ciclo e intentar conseguir una segunda medalla olímpica.

“Antes quiero ser campeón del mundo, que no pude hacerlo en 2013, y no voy a descansar hasta lograrlo, pero para Tokio voy tranquilo, con la mente despejada y con muchas ganas de arrancar el ciclo de la mejor manera y conquistar de nuevo el podio. Una muestra de ello es haber finalizado entre los mejores 16 en el reciente mundial”,afirmó Limardo, quien actualmente es el número ocho del mundo, según la clasificación de la Federación Internacional de Esgrima.