Sucesos

Detienen a enfermero pervertido en Valera

El hombre ingresó a la habitación para colocar tratamiento a la mujer y presuntamente la dopó y abusó de ella antes de que la dieran de alta

Una mujer estuvo recluida en una clínica de Valera para someterse a un tratamiento médico, durante su estadía fue atendida por Juan L., de 36 años, licenciado en Enfermería, empleado en el recinto. Antes de que la dieran de alta, el hombre presuntamente ingresó a la habitación con malas intenciones, le suministró una especie de sedante para abusar de ella.

No tenía parientes acompañándola, velando su sueño, y cuando despertó se sintió incómoda y confundida, pero no confirmó sus sospechas hasta que recibió mensajes de texto en su teléfono celular, el sujeto la acosó y ella no dudó en denunciar el aberrante delito.

El Servicio de Investigación Penal, antigua Dirección de Inteligencia de la Policía, acudió al centro de salud para revisar la lista de asistencia y horas de guardia del hombre, cotejaron los datos de la denuncia, coincidían. Informaron a la directiva, quienes aportaron los datos de residencia del empleado para que lo localizaran y aprehendieran.

El centro de salud se puso a derecho y espera los resultados de la investigación para asumir una postura. Sin embargo, se pudo conocer que revocó el cargo al hombre y repudia el hecho, pues considera su presunta actuación como una falta de ética y respeto.

La mujer sería sometida a una evaluación forense para determinar si hubo o no uso de alguna sustancia nociva para doparla y abusar sexualmente de ella. Mientras el sujeto, quien no tenía antecedentes, fue reseñado en Siipol, y sería presentado ante el Ministerio Público con los resultados de las pruebas de la víctima.

Valores

Para desempeñar un oficio en el área de salud hace falta mucho más que conocimiento, práctica y experiencia. La vocación y los valores sociales, asunto por el que hasta pruebas psicológicas deben aprobar para poder cursar estudios y ejercer las profesiones. Con este hecho los centros de salud valeranos deben ser más rigurosos para seleccionar al personal.