Destacados Sucesos

Acribillaron a tres amigos en el sector La Mirandita de Valencia

 

Ligia Pérez

 

Tres amigos y vecinos fueron asesinados de múltiples disparos la noche de este miércoles en la granja abandonada “Cogollito” del sector La Mirandita, parroquia Miguel Peña del municipio Valencia.

Dos de las víctimas fueron identificadas como Ángel Alejandro Izaguirre Gallardo (27), Dervin Rene Piña Piña (22) y el tercero de los hombres era de tez morena, contextura delgada, de aproximadamente 1.68 de estatura y vestía un pantalón negro.

De acuerdo a la versión policial, alrededor de las 8:30 de la noche los lugareños escucharon una ráfaga de tiros proveniente de una zona enmontada, por lo que después de algunos minutos atemorizados decidieron acercarse al lugar, donde observaron tres cadáveres baleados. Tras el susto alertaron a efectivos de la Policía de Carabobo.

Familiares de Ángel, narraron que la última vez que vieron al joven fue la tarde del miércoles cuando estaba con su esposa en su casa situada en el sector La Mirandita, y le comunicó que saldría presuntamente a visitar a su abuela en la comunidad La Victoria. En el trayecto vio a su hermano y se despidió diciendo que se verían dentro de un rato, pero pasaron las horas y no llegó a su hogar. A la mañana siguiente los parientes angustiados lo empezaron a buscar, desesperados preguntaron a los vecinos, quienes a las 10:00 a.m. les dijeron que había tres cadáveres baleados en una zona enmontada, razón por la que salieron corriendo y luego de pasar por un matorral vieron los cuerpos baleados y reconocieron a Izaguirre.

A los pocos minutos se apersonaron los detectives del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes realizaron el levantamiento de los inertes y empezaron las averiguaciones para esclarecer el caso.

Los pesquisas trasladaron los cuerpos a la morgue de Valencia, donde le practicarán la correspondiente autopsia de ley.

Izaguirre, era albañil, residía en el citado sector y deja cinco hijos.

 

Falleció en la CHET

 

Un taxista que respondía al nombre de Julio Enrique Ortega Rincones (43), falleció la noche de este miércoles en la Ciudad Hospitalaria “Dr. Enrique Tejera” (CHET) luego de ser baleado hace dos meses mientras intentaban robarlo en Tinaquillo, estado Cojedes.

Transcendió, que el hombre a las 9:00 de la noche se trasladaba en su vehículo marca Daewo, modelo Tico, color verde por el sector Juan Ignacio Méndez, cuando fue abordado por dos mujeres y un sujeto armado, quienes le exigieron que le entregara el carro, al parecer se resistió y una de las féminas le gritó al antisocial “mátalo”, por lo que le efectuó un disparo, cayendo herido. Los atacantes se montaron en el automóvil para tratar de llevárselo pero debido a una falla no prendió, por lo que escaparon corriendo.

Julio, ensangrentado se fue manejando su vehículo hasta el sector Las Tejas, al tiempo que llamó a su esposa para decirle “voy herido, no me dejes morir”, por lo que llegó al lugar y lo trasladó a la Emergencia del Hospital Joaquina de Rotondaro de Tinaquillo, donde permaneció recluido un mes, después lo remitieron a la CHET, donde permaneció 30 días más y murió debido a la gravedad de su estado.

 

Ortega, era taxista desde hace varios años y deja dos hijos.