Sucesos

Autoridades detienen a seis personas vinculadas con acciones violentas

AVN.- Las autoridades detuvieron en los últimos días a seis personas —dos en Cojedes, dos en Vargas y dos en Sucre— por estar involucradas en actividades violentas alentadas por sectores extremistas de oposición.

En Tinaco, Cojedes, entidad llanera del país, los organismos de seguridad detuvieron a David Gallardo y a María Figueroa, ambos integrantes del partido de derecha Voluntad Popular (VP).

Estas personas participaron en ataques con molotov contra la sede en esta localidad del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv). También son los presuntos responsables de acciones de sabotaje contra las instalaciones eléctricas de la localidad, muestra un video transmitido en el programa Con el Mazo Dando, emitido por VTV.

A Gallardo y a Figueroa les incautaron uniformes militares, 72 bombas molotov y un cargador de FAL con 10 cartuchos.

De igual forma, fueron capturados en Vargas Angel Martínez y David González, miembros del partido de derecha Primero Justicia (PJ ), por ser los presuntos autores materiales de saqueos a locales comerciales de esta entidad norte costera del país.

Además, Martínez y González son señalados de ser responsables de actos vandálicos en Vargas. Les incautaron armas de fabricación casera, 15 bombas molotov y cauchos viejos que serían usados para armar barricadas.

También en Sucre, estado oriental del país, fueron aprehendidos Eduardo Roque y Mayela Cayamo, integrantes de VP y vinculados con altos dirigentes de esa organización política, así como relacionados con voceros de PJ y con Acción Democrática.

A ambos se les incautaron un vehículo, un arma de fabricación militar modelo AT4, un maletín con artefactos explosivos, 18 miguelitos —dispositivos con clavos para inutilizar cauchos—, 14 cartuchos calibre 7,62 mm y 200.000 Bs en efectivo.

Roque lideró un ataque contra la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho en este estado.

Desde abril de este año, sectores radicales de la oposición emprendieron un plan golpista que comprende la activación de escuadras violentas para atacar tanto a locales públicos como locales privados, acciones que han dejado a docenas de muertos y cientos de heridos.