Otro sitio realizado con WordPress

Ministro: La amenaza de Trump a Venezuela es una “locura”

108 0
Ministro: La amenaza de Trump a Venezuela es una “locura”

(AP) — El ministro de Defensa de Venezuela consideró como un “acto de locura” la declaración que realizó el presidente estadounidense Donald Trump de que está considerando una posible intervención militar en el país suramericano, lo que incrementa aún más la tensión política generada por las protestas que se han extendido cuatro meses y por la instalación de una Asamblea Constituyente oficialista.

En una declaración a la televisora estatal, el general en jefe Vladimir Padrino López rechazó el pronunciamiento de Trump y dijo que esa acción representa un “acto de locura” y un “acto de supremo extremismo”.

“No sé qué está pasando, no sé qué va a pasar en el mundo si es que se va acabar con la humanidad”, expresó el alto oficial al asegurar que Estados Unidos es gobernado por una “elite extremista”. Agregó que la fuerza armada estará en “primera fila” para defender los intereses y la soberanía de Venezuela.

La reacción oficial del gobierno venezolano al pronunciamiento de Trump será anunciada el sábado durante un encuentro con el cuerpo diplomático destacado en el país, indicó Ernesto Villegas, ministro de Comunicación, en su cuenta de Twitter.

“Insolente Trump”, afirmó el gobernador del estado central de Lara y dirigente opositor, Henri Falcón, al condenar el pronunciamiento del presidente estadounidense, y planteó en Twitter que está en contra de cualquier intervención extranjera.

Asimismo, el canciller chileno Heraldo Muñoz objetó la declaración de Trump, y dijo en Twitter que Chile se apega a los términos de la declaración que emitieron esta semana los cancilleres de 12 países de la región durante una reunión en Perú, en la que anunciaron que desconocían la oficialista Asamblea Constituyente y respaldaban al Congreso venezolano.

Por otra parte, Padrino López anunció que fueron capturados en la urbanización La California, en el este de la capital, Juan Caguaripano Scott, excapitán de la Guardia Nacional, y el primer teniente Yefferson García, quienes son señalados como los autores materiales e intelectuales del asalto que se registró el 6 de agosto en el fuerte militar Paramacay de la ciudad central de Valencia, estado Carabobo.

El ministro explicó que los dos oficiales fueron detenidos por una comisión policial cuando se trasladaban en un vehículo por una vía del este de la ciudad y pasaron por un puesto de control vial. Al momento del arresto les incautaron cédulas de identidad falsa, un teléfono y un arma corta.

El ministro de Relaciones Interiores, mayor general Néstor Reverol, difundió en su cuenta de Twitter la fotografía de Caguaripano Scott y de García, quien tenía a su cargo la custodia del parque de armas del fuerte Paramacay, que es uno de los principales del país.

“Hay células que se están conformando terroristas para ir causando daño y socavando la moral de las instituciones”, dijo Padrino López, tras reconocer que se continua con la persecución para detener a otros de los integrantes del grupo que atacó el fuerte militar y que huyó con un lote de armas, cuya cantidad no ha sido identificada.

En el asalto al fuerte dos personas fallecieron, tres militares resultaron heridos y ocho personas fueron detenidas, entre ellas el primer teniente Oswaldo Gutiérrez, que había desertado de la fuerza armada tras ser acusado de otro robo de armamento.

Caguaripano Scott, quien se mantenía prófugo de la justicia militar desde 2014 tras ser vinculado a un supuesto plan conspirativo para derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro, apareció el día del asalto en un video que fue difundido en las redes sociales. En éste se le veía acompañado de una docena de uniformados y llamaba a rebelarse contra el gobierno.

“Nos declaramos en legítima rebeldía”, dijo Caguaripano Scott al asegurar que era el comandante de la operación “David Carabobo”.

El nuevo incidente con Estados Unidos ocurre en medio de una intensa tensión política generada por la instalación de la Asamblea Constituyente y por las protestas antigubernamentales que se han extendido por cuatro meses y han dejado al menos 122 muertos y casi 2.000 heridos.

Washington, que esta semana sancionó a ocho venezolanos _entre ellos seis miembros de la Constituyente y a una directora del Consejo Nacional Electoral (CNE)_, amenazó con aplicar sanciones económicas a Venezuela si Maduro seguía adelante con el proceso para reescribir la constitución, que ha desatado fuertes cuestionamientos en el país y el exterior.

El mes pasado fueron sancionados otros 13 venezolanos, entre ellos el nuevo fiscal general Tarek William Saab y la presidenta del CNE, Tibisay Lucena.

Caracas y Washington, que están sin embajador desde el 2010, han mantenido durante más de una década tirantes relaciones que no han afectado el intercambio comercial, especialmente de petróleo.

Venezuela exporta un promedio de 700.000 barriles diarios de crudo al mercado estadounidense, según estimaciones de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos, lo que representa cerca de la mitad de las exportaciones petroleras venezolanas.

De darse un tipo de sanciones que afecte esas exportaciones, Venezuela sufriría pérdidas por el orden del 75% de sus ingresos, dijo el diputado y economista Ángel Alvarado.

En la última década Venezuela ha ido reduciendo su dependencia económica de Estados Unidos, y ha estrechado alianzas con Rusia y en particular con China, con la que mantiene un fondo binacional de más de 50.000 millones de dólares y le exporta alrededor de 640.000 barriles por día.