Otro sitio realizado con WordPress

Surge un robot al estilo Terminator que sabe regenerar sus lesiones / VIDEO

91 0
Surge un robot al estilo Terminator que sabe regenerar sus lesiones / VIDEO

Las habilidades de los robots continúan desarrollándose a un ritmo increíble. Estas “criaturas mecánicas” no sólo son ya capaces de perseguir objetivos e incluso dispararles con armas de fuego, a la manera de cualquier película futurista, sino que han empezado a poseer cualidades propias de la más avanzada ciencia-ficción.

Ahora un grupo de científicos ha conseguido elevar el potencial robótico más allá de las capacidades humanas, al desarrollar para eventuales androides una ‘piel  autosanadora’, informa el portal NewScientist.

Especialistas de la Universidad Libre de Bruselas han conseguido dotar a ciertos robots con propiedades autocurativas que les permiten regenerarse en caso de ser apuñalados o cortados con un cuchillo, precisa por su parte la revista Science Robotics al dar cuenta del estudio.

El desarrollo evoca imágenes como las del asesino cyborg de la serie fílmica ‘Terminator’, pues se trata de robots ‘blandos’ que han sido diseñados para realizar operaciones que exigen destrezas finas, y que ahora además cuentan con capacidades autocurativas.

Los creadores de robots vienen trabajando en el desarrollo de materiales blandos y flexibles, sin duda más prometedores para el cumplimiento de una serie de operaciones, pero también más propensos a sufrir daños de distinta índole. Las más novedosas técnicas se han propuesto crear robots capaces de “curarse” a sí mismos cuando las cosas salen mal.

“Los polímeros son sustancias formadas por muchos ‘hilos’. Cuando se les expone a calor, se reorganizan y pegan sin dejar puntos débiles”, explicó Bram Vanderborght, quien dirigió la investigación.

Para ensayar el concepto, los investigadores de la universidad belga crearon una pinza, una mano robótica y un músculo artificial, todos a partir de polímeros de goma que se parecen un poco a la gelatina. En caso de sufrir cortes o desgarraduras, sólo necesitan un poco de calor para cerrarse y “sanar”. Lo demás es “apenas” cosa de software.