Internacionales

Delator: Odebrecht pagó 32 millones por obras en Ecuador

(AP) — Un antiguo ejecutivo de Odebrecht convertido en delator dijo el miércoles que la firma brasileña pagó 32,1 millones de dólares a funcionarios públicos ecuatorianos a cambio de cinco obras de infraestructura y que a través de un intermediario entregó dinero destinado al vicepresidente Jorge Glas.

José Conceição dos Santos, exsuperintendente de Odebrecht en Ecuador, rindió la declaración a través de una videoconferencia en la embajada ecuatoriana en Brasil como parte de un acuerdo judicial de cooperación eficaz que busca reducción de penas y beneficios en su procesamiento judicial. En la declaración estuvo presente el fiscal general ecuatoriano Carlos Baca, quien al final del procedimiento dio declaraciones a la prensa sobre el caso.

Según Baca, el brasileño afirmó que del total de coimas 10,1 millones de dólares fueron entregados al excontralor ecuatoriano Carlos Pólit a cambio de informes favorables y otros beneficios. Pólit permanece en Estados Unidos para evitar la acción judicial en Ecuador. El brasileño dijo además que el resto del dinero fue entregado a funcionaros públicos través de intermediarios a cambio de la concesión de cinco obras: el Poliducto Pascuales-Cuenca, la remoción de tierras en la Refinería del Pacífico, el Acueducto La Esperanza, la central Manduriacu y el Trasvase Daule-Vinces.

Aunque Odebrecht ha reconocido que entregó 33.5 millones de dólares en coimas, Conceição sólo se refirió a 32,1 millones. No se informó lo que podría haber sucedido con la diferencia.

El brasileño también aseveró que pagó comisiones dirigidas a Glas a través de su tío, Ricardo Rivera, empezando con dos millones de dólares en 2010, entre otros aportes, y que cuando lo visitaba en la oficina de la vicepresidencia el segundo mandatario le consultaba, escribiendo en una tablet, si ya había pagado las coimas.

Según Baca, el testimonio de Conceição arroja luz sobre acusaciones que no conocía la fiscalía. Adicionalmente, con respecto a Glas, afirmó que se trata de información que deberá analizarse debido a que es muy delicada. “No se van a reformular cargos porque es el inicial proceso investigativo y están abiertas otras investigaciones”, aclaró.

El proceso judicial se encuentra en la fase de investigación fiscal hasta el 1 de octubre, tras lo cual las pruebas serán evaluadas por la Corte Nacional, que decidirá si los 18 sindicados serán sometidos a juicio o liberados de cargos.

Aunque Glas es vicepresidente, el mandatario Lenín Moreno, que asumió el cargo en mayo, le quitó todas las funciones ejecutivas debido a sospechas de corrupción. Glas ocupó el mismo cargo entre 2013 y 2017 durante la administración del presidente Rafael Correa (2007-2017) y antes también fue ministro de sectores estratégicos del mismo régimen.