Otro sitio realizado con WordPress

Diputado Omar Ávila: Maduro continúa la ruta de su derrota del 2015

245 0
Diputado Omar Ávila: Maduro continúa la ruta de su derrota del 2015

César Henríquez / Con información de NP

El secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela, diputado Omar Ávila, este viernes fijó posición acerca de los resultados electorales y de las presuntas arbitrariedades del gobierno al no querer reconocer el triunfo de la oposición en cinco estados del país y obligarlos, de manera inconstitucional, a juramentarse ante la Asamblea Nacional Constituyente.

“En las elecciones de la Asamblea Nacional del año 2015 el gobierno perdió con 5.622.844 votos. El pasado 15 de octubre el régimen “gana” los comicios regionales con 5.571.859 votos; lo que equivale a decir que Maduro continúa la ruta de su derrota del 2015. Por otro lado, ratifica que en vez de aumentar su popularidad, esta disminuye. Pero además confirma que en la elección interna del PSUV del pasado 30 de julio, -de la ANC ilegal, chimba, cubana e ilegítima- en la cual ellos dijeron que sacaron más de 8 millones de votos, cifra que nunca existió”.

A su juicio, si algo positivo se puede sacar del 15-O, es que el PSUV no sacó ni con “trampa” y participando únicamente los adeptos del gobierno, esos ocho millones de votos, “lo que cada día ratifica que la Asamblea Nacional Constituyente es Chimba, tal cual la catalogamos desde Unidad Visión Venezuela, desde el mismo momento que el gobierno decidió montar ese parapeto”.

Recalcó que todo quedó demostrado y que el piso político electoral del gobierno, ronda los 5,5 millones, que sus partidarios votan contra viento y marea, obligados, bajo presión o con garrote y zanahoria, pero votan.

La otra lección que debe tomar en cuenta la MUD y la sociedad civil, es que la “mayoría” democrática opositora, perdió la gran oportunidad de demostrar al mundo que son mayoría.

“A pesar de todas las irregularidades, violaciones a la Constitución y a la Ley Orgánicade Procesos Electorales, la falta de comunicación de la MUD, la campaña horrorosa de autodestrucción entre los candidatos en las primarias, los cambios y nucleaciones de los centros de votación de último minuto, más de 2,5 millones de venezolanos dejaron de votar, es decir el peor fraude fue el que le hicimos al presente y futuro de Venezuela, al no ir a votar por los candidatos de la democracia, bien sea por indolencia, apatía, auto castigo o por resentimiento”.

Ávila invitó, tanto al gobierno como oposición, a escuchar  a la gente y dejar la prepotencia a un lado. “Con todas estas marramuncias, cada día que pasa se les hace más cuesta arriba gobernar. Tenemos que velar por la gente y para la gente que necesita más de 100 mil bolívares diarios para poder cubrir sus necesidades básicas, que con lo que gana el 82% de los venezolanos apenas pueden acceder a un 10% de la Canasta Básica; y por ello hoy lamentablemente tenemos un 60% de desnutrición infantil”.

En ese particular recordó que cada día crece el número de venezolanos que comen de la basura, que dos tercios de los venezolanos come mal, una o dos veces al día y que cerca de 6 millones de familias están en estado de precariedad.

Explicó que el 82% de los venezolanos, según la calificación de la ONU,  pertenece al renglón de pobreza extrema, al ganar lo equivalente a 9 dólares mensuales. “Somos uno de los países de mayor riqueza petrolera y mineral del mundo, pero el de mayor pobreza extrema de sus habitantes”.

Por otro lado, Ávila manifestó que urge revisar y reinventar la “Unidad”, para tener al frente voceros que generen confianza, que actúen con coherencia entre lo que dicen y lo que hacen y en la que haya inclusión. “Una unidad real y superior que trascienda más allá del cogollo de sólo 4 partidos”.

Asimismo consideró grave que la “dirección” política opositora no haya emitido una respuesta política inmediata, indistintamente del escenario, el pasado domingo.

“Muchos de los integrantes de ese cogollo, acumulan al frente de la oposición venezolana, el mismo tiempo que tiene el gobierno y su alto mando de la revolución, y ante una derrota más, por las razones que sean, deben de dar paso a otros actores, siguiendo en la unidad, porque todos somos necesarios, pero luego de 18 años ha quedado demostrado que carecen de la capacidad estratégica y de respuestas tácticas, razón por la cual, no deberían continuar a la cabeza de este movimiento que debe trascender –insisto- a los partidos políticos”.

Finalmente Ávila aseveró que la lucha debe seguir dándose en todos los terrenos. “Por ahora seguirán robando y engañando, pero no gobernando. El país está en una olla de presión a altísimas temperaturas y con la válvula obstruida. Pido a ambos sectores que por primera y única vez: escuchen”.