Destacados Sucesos

Mataron obrero por venganza en el barrio El Calvario de Valencia

 

Ligia Pérez

 

Un hombre fue ultimado a tiros la mañana de este domingo cuando salió de su casa para comprar comida en la bodega, situada en la prolongación Girardot con Manrique del sector El Calvario, parroquia La Candelaria al sur del municipio Valencia.

 

El fallecido fue identificado como Yuber Eduardo Rangel Rangel (23).

 

De acuerdo a la versión policial, los familiares le dijeron a Yuber que no había harina para hacer el desayuno por lo que aproximadamente a las 10:45 de la mañana salió de su vivienda para adquirir el producto en el negocio de la esquina, pero mientras caminaba no se percató que una pareja lo siguió, pocos fueron los pasos que dio cuando el sujeto lo adelantó, volteó y le efectuó un disparo en la nariz y otro en la frente, ocasionando que cayera inerte y dejando un charco de sangre en el lugar. Luego el atacante y su cómplice emprendieron la huida por un callejón de la barriada.

 

Las detonaciones a tan solo minutos de que Rangel trancara la puerta, alarmaron a los parientes que se encontraban en la casa, quienes asustados se asomaron a la calle para enterarse de lo acontecido, hallando el cuerpo del joven sin vida en la vía pública.

 

Los gritos y llanto de la abuela, hermanas y madre de Yuber no se hicieron esperar, quienes desesperadas ante la cruel escena lo abrazaban negándose a aceptar la trágica muerte, al tiempo que se escuchaban voces de los efectivos de la Policía de Carabobo para que no tocaran el cuerpo ni el perímetro, que sería sometido a las averiguaciones correspondientes.

 

Al lugar se apersonó una comisión del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes realizaron el levantamiento del cadáver y tras las primeras pesquisas presumen que se trataría de una venganza.

 

Rangel, era obrero y deja un niño en estado de orfandad

 

 

Asesinaron hombre por una deuda

 

Un hombre que respondía al nombre de Carlos Alberto Godoy Perdomo (23) fue asesinado de múltiples disparos luego que un delincuente le cobrara una deuda mientras estaba la noche de este sábado en el sector El Charal, situado en el barrio La Guásima del municipio Libertador.

 

Familiares que se encontraban en las adyacencias de la morgue, narraron que hace seis meses el joven decidió mudarse por una rencilla que había tenido con un antisocial apodado “El Efrain”, quien lo apuñaló en el cuello pero logró salvarse debido a que la herida fue leve, sin embargo este sábado no tuvo la misma suerte, cuando optó por volver a su viejo barrio para compartir en el cumpleaños de su madre.

 

El festejo transcurría, pero al ver que la mayoría de los vecinos habían salido para concentrarse en un bingo que se realizaba en la calle a beneficio de un ciudadano de la zona que padece de una enfermedad terminal, se fue a conversar con sus amistades cuando a las 10:00 p.m. pasó caminando el azote con el que había tenido problemas, acompañado de cinco sujetos, solo segundos pasaron para que se percatara de la presencia del muchacho y con ojos enfurecidos aprovechó el momento para cobrarle con la vida los tres mil bolívares que le debía Carlos, por lo que se le acercó y le efectuó varios tiros en el cuerpo, hasta desplomarse sin vida en la calle, en medio de una multitud que gritaba y corría para resguardarse de los tiros.

 

Godoy, era vendedor de plátanos en el mercado de Mayorista de la parroquia Tocuyito, residía en Fundación CAP y deja en orfandad a un hijo de 5 años y unos morochos de 9 meses.