Carabobo

Septuagenaria degollada en La Isabelica

Carmen Aurora Veloz (74) murió tras ser degollada y apuñalada dentro de su residencia ubicada entre la intercomunal La Isabelica y el sector Bello Monte III de la parroquia Rafael Urdaneta de Valencia.

A través de fuentes policiales se conoció que desconocidos habría ingresado a la vivienda de la difunta, con la intención de robar dinero en efectivo y algunas prendas de valor de la septuagenaria que residía sola en el lugar. Familiares de la víctima no quisieron ofrecer detalles de lo ocurrido.

Sin embargo, los habitantes de la comunidad consternados por el hecho comentaron que el responsable del crimen habría sido uno de los bisnietos de Carmen que constantemente la maltrataba y agredía de diversas formas y que es conocido como “El Piedrero”, debido a que presuntamente consumía sustancias estupefacientes.

Algunos vecinos precisaron que la noche del viernes una de las hijas de Carmen se quedó a dormir con ella, pero a eso de las 6:00 de la mañana del sábado se fue a su casa ubicada muy cerca, pues debía atender a su familia y acudir a su trabajo.

Poco tiempo después llegó a la vivienda uno de los nietos de la septuagenaria para visitarla, pues diariamente se turnaban entre varios para acompañarla de a ratos y en las noches para que no durmiera sola. El joven al llegar pensó que la casa estaba sola por el silencio reinante, pero al entrar encontró el cuerpo ensangrentado de su abuela tirado sobre el suelo de la sala y con un palo cerca de su mano,el cual habría usado en un intento por defenderse.

En medio de la desesperación, el nieto y otros familiares trasladaron a Carmen hasta el ambulatorio de La Isabelica que queda a pocos metros de la casa, pero ingresó sin signos vitales, debido a que estaba degollada y con al menos 11 puñaladas en diferentes partes del cuerpo, según les dijeron los galenos de turno.

Una vez se conoció la triste noticia, los vecinos sospecharon del bisnieto “problemático”, pues no aparecía por ningún lugar, aunque en ocasiones dormía en casa de la abuela, a pesar de que ésta lo había corrido porque él le habría vendido un televisor y una bombona. 

Asimismo, aseguraron que poco tiempo después, efectivos del Cicpc lo detuvieron en una zona cercana junto a otras dos personas, como parte del proceso de investigación.

Los detectives de la policía científica realizaron varios allanamientos en busca del joven mala conducta, señalaron los lugareños.