Destacados Internacionales

Puigdemont reta a la monarquía española a respetar resultados de elecciones

AVN.- El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, retó al gobierno de España a respetar los resultados de las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña que fueron convocadas por la Monarquía, con el pretexto de “restaurar la democracia en la comunidad autónoma”, tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución que permitió disolver el parlamento.

“Respetaremos el resultado de las elecciones del 21 de diciembre como lo hemos hecho siempre sea cual sea el resultado ¿Hará el Estado español lo mismo? Quiero un compromiso claro por parte del Estado. Es imprescindible saberlo porque si no, habrá dos tipos de votantes en Catalunya, los de primera y segunda clase”, expresó durante una rueda de prensa en Bélgica.

Puigdemont ofreció una rueda de prensa este martes desde Bélgica, donde se encuentra con parte de su equipo de gobierno.

Explicó que su salida de España tiene como propósito garantizar la seguridad de los catalanes y “demostrar la ausencia de parcialidad de la justicia española”, que a su criterio criminaliza las ideas y demuestra el “déficit democrático que hay en el gobierno español”.

Recientemente, la Fiscalía General de España anunció una querella en contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y sus consejeros del gobierno catalán por rebelión y sedición. También pidió multas por más de 6 millones de euros.

“No se puede construir la república de todos desde la violencia. Si el gobierno español quiere construir la República con la violencia, no cuenta con nosotros. Queremos evitar la violencia porque la paz y el diálogo siempre han sido una prioridad para la población y para el gobierno catalán. Queremos un Estado diferente, no hemos llegado hasta aquí para comportarnos como se comporta el Estado español”, manifestó.

El pasado 1º de octubre la Generalitat convocó un referendo, donde 90% de los catalanes votó a favor de la independencia del reino de España

A pesar de la voluntad popular expresada en los comicios, la monarquía española y el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, se negaron a dialogar en igualdad de condiciones políticas, aplicando el artículo 155 de la Constitución para adoptar medidas esenciales con el propósito de forzar a la comunidad autónoma de Cataluña “al cumplimiento forzoso” de sus obligaciones.

Como parte de estas medidas, el jefe de Gobierno español decretó la destitución del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, así como de todo su tren Ejecutivo, el Ministerio de Exteriores y de las embajadas, así como disolvió las secretarías adscritas a la presidencia de Cataluña.