Internacionales

Lula afirma que América Latina volverá a derrotar el neoliberalismo

AVN.- El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva afirmó que los países de América Latina ya derrotaron en una ocasión al neoliberalismo y que lo volverán a hacer.

“En todos nuestros países ya derrotamos una vez el proyecto neoliberal y no tengo duda de que seremos capaces de derrotarlo nuevamente”, manifestó en un mensaje de voz que fue difundido este jueves en Montevideo Uruguay en el marco de una multitudinaria marcha, reseña el portal español La Vanguardia.

El exmandatario brasileño, expresó que los países de América Latina lucharon juntos “para derrotar las dictaduras militares del continente” y a “lo desastroso de los gobiernos neoliberales de las décadas de los 80 y 90” y que consiguieron vencerlos.

“Movimientos sindicales, movimientos sociales y partidos progresistas fueron construyendo las grandes victorias populares de la última década. Los gobiernos progresistas de la región en estrecha sintonía con los movimientos populares resolvieron promover grandes transformaciones económicas, sociales y culturales conquistando una dignidad inédita para nuestros pueblos”, afirmó.

Resaltó que América Latina “pasó a hablar con una sola voz soberana y democrática” en el mundo y que por ello “poderosos intereses de extranjeros” se han vuelto ahora contra ella.

Especialmente contra los países cuya dignidad y coraje llevó a la derrota del Área de Libre Comercio de las Américas en la cumbre de este organismo en la ciudad argentina de Mar del Plata, en 2005, dijo.

Hace 12 años tres hombres de izquierda Hugo Chávez, Néstor Kirchner y Luiz Inácio “Lula” Da Silva, derrotaron la intención de Estados Unidos de incorporar a los pueblos de América Latina al Área de Libre Comercio de las Américas (Alca).

Por otra parte, Lula añadió que su país ha vivido “un violento golpe a la democracia” con la destitución el año pasado por supuestas irregularidades fiscales de la presidenta electa Dilma Rousseff y que su Partido de los Trabajadores y las fuerzas políticas del movimiento de izquierda de Brasil sufren una “persecución sistemática”.