Otro sitio realizado con WordPress

450 millones de dólares: Afirman que la obra de arte más cara del mundo no es de Leonardo da Vinci / VIDEO

102 0
450 millones de dólares: Afirman que la obra de arte más cara del mundo no es de Leonardo da Vinci / VIDEO

‘Salvator Mundi’. Así se llama la obra de arte más cara del mundo, que fue subastada el miércoles pasado en Nueva York por unos 450,3 millones de dólares, una suma que ha pulverizado todos los récords hasta el momento.

Su precio tan elevado se debe a su fama de ser la única pieza de Leonardo da Vinci que se encuentra en colecciones privadas. Sin embargo, recientemente ha saltado la polémica, ya que varios expertos destacados del mundo de arte han puesto en duda la autoría de la obra.

Según sostienen algunos especialistas, ‘Salvator Mundi’ podría no ser obra del universal pintor italiano. Así, Todd Levin, asesor artístico de Levin Art Group, ha apuntado que, según su opinión, el cuadro pertenece a un discípulo de Leonardo, Giovanni Boltraffio, que trabajó en su estudio.

Jerry Saltz, que desempeña como crítico neoyorquino, también ha expresado sus dudas en el portal web Vulture acerca del origen del cuadro. Saltz ha argumentado su posición diciendo que “la pintura está absolutamente muerta” y que “su superficie es inerte, barnizada y chillona”. “No soy un historiador del arte, pero he visto arte por casi 50 años y una mirada a esta obra me dice que no es de Leonardo“, ha resumido.

A su vez, Carmen Bambach, especialista en arte renacentista italiano del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, no descarta que este cuadro sea una obra conjunta. “Buena parte de la superficie parece de Boltraffio, pero hay pasajes hechos por Leonardo, como las manos de Cristo, parte de la manga derecha y el orbe de cristal que sostiene con la izquierda”, ha sostenido en un artículo de la revista Apollo en 2012.

Salvator Mundi es un óleo de 45 x 66 cm pintado alrededor del año 1500 y salió a la luz en 2005, también en una subasta. La obra fue consignada a Christie’s para su venta por el oligarca ruso Dmitri Rybolóvlev, que en 2013 se la había comprado por 127,5 millones de dólares a Yves Bouvier, marchante de arte suizo. Bouvier la había comprado a Sotheby’s anteriormente ese mismo año, ‘en privado’, por 80 millones de dólares.