Variedades

Venezuela conmemora 25 años de rebelión cívico militar del 27N

El 27 de noviembre de 1992 un grupo de militares y civiles se movilizaron contra las políticas económicas impuestas por el entonces presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez.

Venezuela conmemora este lunes 25 años del alzamiento cívico-militar del 27 de noviembre de 1992, momento en el que civiles y miembros de la fuerzas armadas  se rebelaron contra las medidas económicas neoliberales impuestas por el entonces  presidente del país Carlos Andrés Pérez.

El 27 de noviembre marcó un hito en Venezuela, pues significó junto al alzamiento del 4 de febrero de ese año el despertar del pueblo venezolano y una de las bases de lo que luego sería la Revolución Bolivariana.

El alzamiento del 27 de noviembre, denominado Movimiento Cívico-Militar 5 de Julio, estuvo integrado por oficiales de alto rango pertenecientes a los cuatro componentes de la Fuerza Armada venezolana, civiles miembros de organizaciones revolucionarias y grupos contrarios al Gobierno de Carlos Andrés Pérez.

La revuelta inició en la ciudad de Caracas y luego se fue extendiendo a los estados Miranda, Aragua y Carabobo.

La razón de la insurrección fue la crisis en dos instituciones que hasta el momento eran símbolo de la estabilidad democrática: los Partidos Políticos y la Fuerza Armada Nacional.

Además se sumaron las medidas económicas impuestas por el Gobierno de Carlos Andrés Pérez en 1989, que tenían como fin cumplir con las peticiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de paliar la financiación recibida con el objeto de saldar la deuda adquirida por la nación.

Los anuncios neoliberales hechos por Pérez en 1989 derivaron en una de las masacres sociales más relevantes del siglo XX en América Latina, el denominado Caracazo o Sacudón.

El aumento de los servicios básicos, combustible y alimentos – recomendación del FMI – condujeron al país a una masacre que según reportes extraoficiales dejó más de dos mil muertos y miles de desaparecidos. Esta situación motivó al entonces teniente coronel Hugo Chávez y a otros oficiales a sublevarse el 4 de febrero de 1992 y meses más tarde también fue el motivo para que los contralmirantes Hernán Gruber Odremán, Luis Enrique Cabrera Aguirre y al general Francisco Visconti Osorio, líderes del 27 de noviembre, se rebelaran.

Los actos del 27 de noviembre de 1992 forman parte, tal como dijo el presidente Hugo Chávez, en el año 2006, de la trilogía de sucesos que “partieron en dos la historia de Venezuela” y como ha señalado el actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en un hecho que despertó al pueblo y puso fin a la crisis de los partidos políticos de derecha y la Fuerza Armada