Economía

Tramas de corrupción responden a plan para implosionar industria petrolera

AVN.- El fiscal general de la República, Tarek William Saab, denunció que en Petróleos de Venezuela (Pdvsa) se estableció un cartel de delincuencia organizada “que buscaba sabotear la producción de crudo, con el propósito de afectar a la economía venezolana y causarnos el déficit fiscal que hoy tenemos”.

En rueda de prensa ofrecida este jueves en la sede del Ministerio Público (MP), reveló que un grupo de altos funcionarios impulsaron un plan “para acabar y para implosionar la industria petrolera disminuyéndole los niveles de producción”, con “alianzas infames con empresarios”.

Con el maquillaje de cifras, contratos suscritos con sobreprecios que no fueron ejecutados en la Faja Petrolífera del Orinoco, devastación de vehículos, disminución de la producción y sabotaje a máquinas, ocasionaron daños patrimoniales a la nación, indicó.

A través de acciones judiciales, el MP ha aprehendido hasta la fecha a 65 gerentes de Pdvsa por hechos de corrupción y sabotaje a la industria estatal, incluyendo a quienes eran hasta hace poco ministro del Petróleo, Eulogio del Pino, y el presidente de Pdvsa, Nelson Martínez, detenidos este jueves como resultado de las investigaciones desarrolladas por la Fiscalía en torno a las tramas de corrupción que envuelven a las empresas mixtas Petrozamora y Petropiar, a la subsidiaria de la estatal petrolera en Estados Unidos, Citgo Petroleum Corporation (Citgo) y a la filial Bariven.

También han sido detenidos Pedro León, director ejecutivo de la Faja Petrolífera del Orinoco; Orlando Chacín, presidente de la Corporación Venezolana de Petróleo; Francisco Jiménez, presidente de Bariven; y Gustavo Malavé, director ejecutivo de la División Occidente de Pdvsa.

Sabotaje afectó la producción de crudo

El fiscal ha revelado que la empresa mixta Petrozamora, ubicada en el estado Zulia, dejó de producir 15 millones de barriles de petróleo entre 2015 y 2017, a razón de 15.700 barriles por día, producto de acciones de sabotaje y corrupción.

En cuanto a la Faja Petrolífera del Orinoco, Saab anunció que serán investigados los 41 mil contratos que se otorgaron entre 2011 y 2017 por un monto de 35 mil millones de dólares para verificar los términos y constatar la ejecución de los mismos.

Las investigaciones han arrojado hasta la fecha irregularidades encontradas por contratos con sobreprecio en la Faja Petrolífera de hasta 230%, que causaron un daño patrimonial por más de 200 millones de bolívares.

Asimismo, la Fiscalía determinó irregularidades operativas y presuntos hechos de corrupción en Puerto Miranda, estado Zulia, así como un grave deterioro de las instalaciones de bombeo y almacenamiento de crudo y combustible, por lo que se presume apropiación indebida de material, de equipos y de petróleo.

Por este caso fueron detenidos este martes 15 gerentes de este terminal operado por Petróleos de Venezuela.

El fiscal general reveló además que la junta directiva de Citgo Petroleum Corporation comprometió el patrimonio de la nación y de la propia subsidiaria de Pdvsa, a través de la firma de contratos de refinanciamiento de deuda entre 2014 y 2015 de hasta 4 mil millones de dólares con agencias financieras estadounidenses relacionadas con los fondos buitres, bajo condiciones desfavorables para la industria petrolera venezolana y realizados a espaldas del Ejecutivo nacional.

En el caso de Barivén —dedicada a la adquisición de materiales para la exploración y extracción de petróleo y gas—, la Fiscalía encontró un sinnúmero de irregularidades en los procesos de compra con altas tasas de sobreprecios en los contratos en bolívares y dólares entre 100% y 98.000%.

Con respecto a Petropiar, se otorgaron contratos con más de 10.000% de sobreprecio para la supuesta “atención de emergencias”.