Sucesos

Calabozos del Cicpc tienen 108 inquilinos

Un total de 108 personas incursas en diversos hechos delictivos se encuentran detenidas en los cuatro calabozos que agrupa la subdelegación Valencia, Brigada contra Secuestro y eje de Homicidios y Vehículos, de la policía científica.

Así lo informó el titular del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de la subdelegación Valencia, comisario jefe Wilmer Rivera Labrador.

Sostuvo que todos los privados de libertad están clasificados por sexo y delito.

Detalló que entre los detenidos se encuentran 93 hombres y 15 mujeres que son beneficiados regularmente con las jornadas organizadas por el Servicio Penitenciario, Insalud y los miembros de la organización El Evangelio Cambia.

El comisario precisó que en promedio cada mes se mantienen en las celdas de 100 a 120 personas vinculadas a diversos delitos. A la vez destacó que entre 30 y 50 traslados a varios centros carcelarios se realizan mensualmente.

Esto posterior a los operativos de revisión de casos que efectúa el Ministerio desde hace unos tres meses.

Es propósito de esto es evitar el hacinamiento de detenidos en la subdelegación de la policía judicial.

Destacó que debido al acondicionamiento de los espacios físicos de la sede policial, existen cuatro calabozos en los que agrupan a los detenidos por sexo y tipo de delito.

Asimismo, hay una celda para los funcionarios públicos incluyendo policías, para que no corran peligro sus vidas.

“Actualmente los detenidos son beneficiados con jornadas de medicina, despistaje de enfermedades, aseo personal y alimentación que organizan principalmente los miembros de El Evangelio Cambia” , resaltó.

Asimismo, Rivera destacó que cuentan con seis funcionarios de custodia en los espacios las 24 horas del día, circuito cerrado de grabación con la finalidad de evitar hechos irregulares.

En cuanto a las visitas, reveló el comisario jefe Wilmer Rivera Labrador que se efectúan los días sábados y en un área especial dentro de los calabozos, a fin de que los detenidos mantengan el orden y seguridad cuando reciben a sus seres queridos.